Patrocinado por

Los afectados por las minas de cuarzo de Terra Chá creen que la Administración no defiende sus intereses

Antonio Cendán

AGRICULTURA

21 oct 2007 . Actualizado a las 02:00 h.

El presidente de la Comunidad de Regantes do Arneiro, Juan Novo García, fue quien se expresó con mayor contundencia y rotundidad en relación a la situación en que se encuentra una gran parte de la comarca chairega respecto a la futura explotación de minas de cuarzo por parte de la multinacional sueca Erimsa. Lo hizo dentro de las jornadas sobre la Lei da Minería de Galicia, desarrolladas en Vilalba. Novo señaló que el sector agropecuario está siendo el más castigado de todos por parte de las distintas administraciones, apuntando que el único derecho que les queda a agricultores y ganaderos es el de la pataleta.

Novo García comparó las dificultades con que se encuentran los ganaderos y la grandes empresas. Puso como ejemplo que mientras los primeros han de superar muchos obstáculos para llevar a cabo cualquier obra de mejora, una industria extractiva puede levantar media comarca chairega y no le sucede nada. Hizo también especial hincapié en que la zona en que se pretende llevar a cabo la explotación minera goza de la consideración de suelo agrario de especial protección. Asimismo, se quejo de la falta de terreno agrícola en Terra Chá, problema que se agravará si se instalan las minas de Erimsa. Concluyó su disertación comentando que «quedarémonos sen fincas, sen cuarzo e sen os cartos».

Litigio

Por su parte, Henar Román, presidenta de la Comunidad de Montes de Abadín se quejó de la indefensión con que se encuentra el principal sector de la comarca. Centró su discurso en la explotación de granito que posee Ingemarga en Abadín, la cual está paralizada gracias a la intervención de la entidad que preside y la asociación ecologista Adega, aunque tienen pocas esperanzas de ganar el litigio que mantienen con la empresa pizarrera.

La dirigente comarcal del Sindicato Labrego Galego, Margarida Prieto Ledo señaló que desde la organización que preside se quedaron «abraiados» cuando conocieron el proyecto de explotación del cuarzo. Apuntó también que la situación agroganadera en Terra Chá empeorará en el futuro.

Otras aportaciones

Además de representantes de los afectados, en estas jornadas de Vilalba manifestaron sus puntos de vista representantes de los principales partidos políticos gallegos y distintas asociaciones ecologistas y proteccionistas.