Planas pide a las comunidades información sobre la afectación de la sequía

agencias REDACCIÓN

SOMOS AGRO

EUROPA PRESS / REY SOTOLONGO | EUROPAPRESS

Medio Rural reitera su demanda de una reunión con el ministro, que pedirá en Bruselas la activación del fondo de reserva de crisis para hacer frente a la falta de agua

23 may 2023 . Actualizado a las 09:42 h.

Luis Planas volverá a tocar a las puertas de Bruselas para que active el fondo de reserva de crisis por la sequía. El ministro de Agricultura hará la demanda en el Consejo de Ministros europeo del próximo 30 de mayo en Bruselas. Mientras, en el consejo consultivo de política agraria celebrado este lunes ha pedido a las comunidades autónomas que le trasladen información precisa de los daños causados por la falta de agua en las cosechas o en la ganadería para determinar el reparto de las ayudas directas a los agricultores contempladas en el real decreto-ley aprobado por el Consejo de Ministros del pasado 11 de mayo. Precisamente el trato discriminatorio que, a juicio de la Consellería do Medio Rural y del sector agroganadero gallego, han recibido los productores de la comunidad en el reparto de esas primas es un tema que el conselleiro do Medio Rural, José González, quiere abordar con Luis Planas. De ahí que haya aprovechar el consejo consultivo para reiterar la demanda de una reunión con el ministro. 

El titular de Agricultura ha recordado a los consejeros que este real decreto-ley contiene un potente paquete de medidas urgentes de apoyo al sector agrario para hacer frente a la prolongada situación se sequía y las consecuencias económicas por la guerra en Ucrania, con un valor superior a 784 millones de euros entre ayudas directas (más de 636 millones) y de ámbito fiscal, financiero y sociolaboral.

En la reunión, Planas ha explicado a los consejeros autonómicos más detalles sobre este decreto y las medidas que el Gobierno defiende en la Unión Europea. Ha precisado que para diseñar las medidas de apoyo, como ya se sondeó con las comunidades autónomas y el propio sector, se han tenido en cuenta dos aspectos como son el impacto sectorial por la dependencia de la disponibilidad de pastos y forrajes con los sectores extensivos y semiextensivos fuertemente afectados, así como la información sobre precipitaciones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en las zonas con más incidencia de la sequía.

En el caso de la ganadería, cuyas ayudas ascienden a 355 millones de euros, se han determinado tres zonas con afección alta, media y moderada, y para establecer los importes se han considerado los costes adicionales que suponen las compras de concentrados y forrajes en los sistemas extensivos durante los episodios de sequía por la falta de pastos.

El Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA), organismo que tramitará la ayudas, ha pedido a las regiones la información sobre los animales determinados en las ayudas acopladas de la política agraria común (PAC) en el 2022 para determinar el importe definitivo de la ayuda por especie y orientación productiva.

Respecto a las ayudas a los agricultores, estipuladas en 276,7 millones de euros, además de la información que faciliten las regiones, se tendrán también en cuenta la que suministre la Aemet sobre precipitaciones para determinar los cultivos y las zonas que serán subvencionados.

Planas ha valorado la iniciativa de algunas comunidades autónomas que, ante la situación tan complicada del sector y para para reforzar el alcance de los apoyos ante una situación tan excepcional, han decidido arbitrar medidas complementarias de apoyo.

FLEXILIDAD EN LA PAC

El Fega ha trasladado también a las regiones los requisitos para que se pueda aplicar la causa de fuerza mayor por la sequía y evitar que los ganaderos y agricultores que cobran ayudas de la PAC sean penalizados por no poder cumplirlos. Para ello, se van a flexibilizar los requisitos en determinadas prácticas de la condicionalidad reforzada, los ecorregímenes y las ayudas asociadas. Planas ha recordado que en el real-decreto se han introducido otras medidas de flexibilidad en relación con la PAC como la prórroga en un mes, hasta el 30 de junio, del plazo de presentación de las solicitudes de las ayudas y la ampliación con un calendario progresivo de la entrada en vigor del cuaderno de explotación.