Patrocinado por

La Semana Verde supera las expectativas con la asistencia de 57.000 personas en tres días

Javier Benito
javier benito LALÍN / LA VOZ

SOMOS AGRO

La buena respuesta de público en una edición recortada por el covid refuerza la reapertura del calendario ferial en Silleda

06 sep 2021 . Actualizado a las 10:02 h.

La afluencia de casi 57.000 personas en las tres jornadas de la XLIII Semana Verde de Galicia, junto a los salones paralelos de Salimat, Turexpo y Fecap, superó las expectativas de la organización. El respaldo de público suponía una de las preocupaciones previas en el recuperado certamen tras dos años sin celebrarse, en una edición marcada por la pandemia y el recorte del programa así como por el traslado de sus fechas habituales de junio. Pero esta feria multisectorial demostró su tirón entre los gallegos. Lejos están los 130.000 visitantes, cifra de récord del 2019, pero ese casi 45 % de entonces que se dejó caer por el recinto de Silleda refuerza la recuperación de un calendario ferial paralizado hace meses.

El covid precisamente marcó no solo la caída de expositores, con 389 de seis países y un 46 % menos que en el 2019, además de 212 firmas representadas para un total de 17 naciones, sino también la práctica desaparición de jornadas técnicas o los ajustes en la parte más lúdica y de ocio. A pesar de ello se programaron 130 actividades durante las tres jornadas de Semana Verde, todo bajo la lupa para el cumplimiento del plan de contingencia del coronavirus aprobado por la Xunta. Tocaba hilar fino en garantizar la seguridad y testar que Silleda resulta seguro para acoger certámenes, como ya ha hecho con oposiciones y exámenes. Y entre las medidas los controles de aforo a los pabellones permitió contabilizar esos casi 57.000 visitantes.

Las grandes dimensiones del recinto ferial se convirtió en perfecto aliado para posibilitar que un volumen tan elevado de público pudiese mantener distancias, junto a la ampliación de pasillos en los interiores y los accesos diferenciados de entradas y salidas. Hubo cumplimiento generalizado entre los visitantes y se extremaron por la organización los controles de seguridad de una feria que para los expositores también superó sus previsiones, consiguiendo cubrir con creces objetivos en espera de retomarse en el 2022 con fuerza.