Patrocinado por

UU.AA. califica de insuficiente la subida de precios que ofrecen dos industrias lácteas

Maruxa Alfonso Laya
M. Alfonso REDACCIÓN / LA VOZ

SOMOS AGRO

ALBERTO LÓPEZ

El sindicato valora positivamente la iniciativa de Pascual y Naturleite, pero considera que no llegan para paliar el aumento de los costes de producción

22 jul 2021 . Actualizado a las 09:23 h.

Hace solo unos días, Unións Agrarias reclamaba a las industrias lácteas que mejorasen el precio que pagan a los ganaderos por la leche porque estos han visto como sus costes de producción crecían más de un 8 % en los primeros meses. Ahora, dos industrias han respondido a esta reclamación. Se trata de Pascual y Naturleite, que se han ofrecido a mejorar las tarifas que abonan a los ganaderos. El problema, asegura el sindicato, es que la cantidad que ofrecen no es suficiente como para compensar la subida de costes.

Unións Agrarias valora positivamente la iniciativa de estas dos firmas, pues son las primeras que han dado un paso adelante para actualizar el precio de la leche en origen. Sin embargo, las subidas que proponen resultan insuficientes en el momento actual, en el que los costes de producción se han disparado. Y es que, asegura el sindicato, Pascual ofrece un aumento de un céntimo por litro en el último cuatrimestre de este año y Naturleite, dos céntimos por litro entre agosto y abril. Cantidades que «non permiten corrixir o diferencial que as explotacións galegas viñan arrastrando, con tarifas por debaixo da media estatal, e compensar a forte suba dos custes de produción que, nos últimos meses, agravou a situación das granxas», argumenta esta organización agraria.

La formación ya ha iniciado conversaciones con el conjunto de las industrias lácteas que operan en Galicia y continuará trabajando para actualizar los precios de la recogida de leche de los contratos en vigor, fijando tarifas que garanticen el derecho de los ganaderos a percibir precios justos, tal y como estipula la Ley de la Cadena. También valora estos primeros pasos y confía en que, en las próximas semanas, puedan materializarse los acuerdos necesarios para terminar con la mala situación que atraviesan las granjas gallegas.