Patrocinado por

La agricultura ecológica crece en el año del covid-19 con un 17 % más de ventas

Maruxa Alfonso Laya
M. Alfonso REDACCIÓN / LA VOZ

SOMOS AGRO

PALACIOS

Galicia duplicó en la última década la superficie que dedica a estos cultivos

30 jun 2021 . Actualizado a las 13:31 h.

Dicen los expertos que si algo aprendimos en el año del coronavirus fue a fijarnos en los productos de nuestra alimentación. A buscar alimentos más saludables y cuya producción fuera sostenible. Esta afirmación podría verse ratificada por los datos que maneja el Consello Regulador de la Agricultura Ecolóxica de Galicia (Craega), que presentó su memoria anual. En el año de la pandemia (2020), se registró una aumento significativo de las ventas, que roza el 17 %. Y creció también el número de productores que se dedica a esta actividad (11%).

«O 2020, a pesar da pandemia, foi un bo ano para a agricultura ecolóxica e estes datos que recollemos son un pouco excepcionais», aseguró el presidente del Craega, Francisco López, que presentó el informe anual junto con el director de la Axencia Galega de Calidade Alimentaria (Agacal), José Luis Cabarcos. Uno de los datos que más destacó fue el de las ventas. «Marcamos o obxectivo de superar no 2020 os 100 millóns de euros, pois chegamos aos 108», añadió. Por su parte, Cabarcos insistió en las posibilidades de crecimiento del sector, «hai unha oportunidade para medrar, xa que hai moita terra abandonada que é susceptible de convertela en ecolóxica».

Según el secretario del Craega, Javier García, Galicia tiene actualmente 32.055 hectáreas de terreno dedicadas al cultivo ecológico. Y, aunque se registró un pequeño descenso de la superficie durante el pasado año, lo cierto es que en la última década las parcelas de agricultura ecológica se duplicaron. Es Lugo la provincia que concentra más de la mitad de la superficie ecológica actual, algo más de 16.000 hectáreas, mientras que Ourense es donde más crece. Pontevedra, en cambio, es la única provincia que reduce superficie, pues pierde algo más de 4.000 hectáreas porque se dieron de baja dos comunidades de montes.