Patrocinado por

La Justicia avala que los tecores deben asumir los daños que causa el jabalí en las cosechas

Rubén Nóvoa Pérez
Rubén Nóvoa OURENSE

SOMOS AGRO

Imagen de archivo de una finca dañada por el jabalí
Imagen de archivo de una finca dañada por el jabalí ANA GARCÍA

Estimó una demanda en O Carballiño y condenó a una sociedad a pagar casi 9.000 euros a una ganadera

14 jun 2021 . Actualizado a las 09:37 h.

El debate sobre quién debe hacerse cargo de los daños que causa el jabalí en las explotaciones ganaderas se ha trasladado definitivamente al juzgado. El sindicato Unións Agrarias ha cambiado su estrategia, que pasaba por solicitar a la Xunta que se hiciera cargo de esos gastos, y ha optado por reclamar por la vía judicial a los propietarios de los terrenos cinegéticamente ordenados (tecores) indemnizaciones por las pérdidas causadas por este animal. Así ha sucedido en O Carballiño, donde el juzgado de instrucción número 2 de esta villa ourensana acaba de dar la razón a una particular que denunció a la entidad deportiva Santa Águeda-Barbantiño, a la que obliga a pagar una indemnización de 8.928 euros. La sentencia, contra la que cabe recurso de apelación, valida las tesis de Unións Agrarias y considera que la normativa autonómica es clara al respecto sobre quién tiene la responsabilidad de los daños que causan los jabalíes que provienen de los tecores. En el fallo se hace referencia expresa al artículo 62.2 de la Ley 13/2013 de caza de Galicia: «Quienes sean titulares de los aprovechamientos cinegéticos en terrenos sujetos a régimen cinegético especial responderán por los daños que causen las especies que procedan de dichos terrenos, salvo que haya sido debido a culpa o negligencia de quien haya sufrido el perjuicio o de un tercero ajeno a quien es titular de la explotación por causa mayor». Este enunciado supone, según el juzgado carballiñés, instaurar una responsabilidad «cuasi objetiva» para los cazadores.

En el caso de la explotación ganadera de carne bovina juzgada en O Carballiño los hechos denunciados se remontan a los mese de enero a mayo del 2019, cuando la propietaria de unas fincas denunció que sus parcelas fueron invadidas por jabalíes procedentes del tecor demandando causando daños en los cultivos destinados a pradería para pasto. Esos daños, según quedó acreditado en la denuncia ante el juez, afectaron a una superficie de 74.400 metros cuadrados. El tecor alegó que los daños habían sido causados debido a que la demandante no tomó medidas de precaución como el cierre de sus fincas y que no se había ratificado que los daños procedieran del jabalí. Ninguno de los argumentos fue atendido por la Justicia, toda vez que cuatro agentes forestales expresaron en el juicio que sin lugar a dudas los daños habían sido provocados por ese animal. También entiende que el tecor estaba al tanto de los daños del jabalí en esas fincas porque se organizaban cacerías en función de los daños que causaban.

El fallo admite parcialmente la demanda de la propietaria de la finca en O Carballiño y estableció una indemnización de 0,12 euros por metro cuadrado (en lugar de los 0,19 euros solicitados por la afectada) en la extensión dañada por ser la cifra que estipula la normativa. De ese cálculo sale una indemnización de casi 9.000 euros.