Patrocinado por

Borneiro, donde la tortilla se hace con patatas nuevas desde mayo

M.C. / a.g. REDACCIÓN

SOMOS AGRO

ANA GARCÍA

Hay concellos de costa como Cabana, donde sacan dos cosechas de tubérculo al año. La primera la echan en enero y comienzan a recogerla en mayo. La segunda empieza a levantarse a finales de julio. Normalmente son plantaciones de autoconsumo como la de Estebo y Carmen que no llegan al súper

14 jun 2021 . Actualizado a las 15:54 h.

Aunque al consumidor de una de las grandes ciudades de Galicia pueda llamarle la atención que haya ya patatas nuevas gallegas en la frutería del barrio a mediados de junio, en la casa de Carmen y de Estevo llevan haciendo tortilla con patatas nuevas desde mayo. «A vella xa nin vale para cocer», dicen.

No es extraño que lo hagan. Tener patata nueva en primavera es algo habitual. Porque en su pueblo, Borneiro, una parroquia del concello de Cabana de Bergantiños, los primeros tubérculos se plantan con el año nuevo, en enero, o, a veces, comienzan «a sementar» por Navidad: «Ás veces bótanse en decembro, dependendo do tempo que veña», puntualiza Estevo. Por eso, las patatas de su huerto, «as que apañou Carmen», pueden usarse para la tortilla o «para acompañar fritidas un bisté». Pueden usarlas para consumir fritas porque ya han completado el ciclo de cuatro meses necesario para que el tubérculo esté en su punto. Las que se levantan de la tierra antes de tiempo no valen porque tienen mucha auga y acaban llenando de espuma la sartén al no haber adquirido todavía el nivel de almidón normal.

No son los únicos en la comarca que ya han levantado las patatas «de cedo», lo que ocurre es que la mayor parte de sus vecinos, como ellos, las cosechan para autoconsumo. De ahí que el producto no suela llegar a la tienda, como ocurre con la patata de Coristanco que, como dice Estevo, «se planta mucho después».

Dos cosechas

En Cabana, como en otros concellos de la costa, hay dos cosechas: «A de cedo e a de temporada. Esta última tamén se recolle antes que a de Coristanco. A finais de xullo xa se empeza a recoller».

Aunque la patata se da en toda Galicia, las grandes zonas productoras son A Limia, Coristanc o y Terrá Chá. Durante los últimos años la plaga de la couza guatemalteca dio un duro golpe a los productores de algunas zonas como A Mariña o determinados concellos de la Costa da Morte, pero empiezan a recuperarse.