Impulsan un programa pionero para intentar recuperar al conejo de monte en Pontevedra

Ocho sociedades de caza de la provincia intentan mejorar los resultados de las repoblaciones


pontevedra / la voz

Uno de los principales problemas a los que se enfrentan los cazadores es el escaso éxito que tienen las repoblaciones de conejos criados en estado de semilibertad y que se sueltan en los montes en los planes de repoblación de las sociedades de caza o tecores. Para poder acelerar la adaptación al nuevo hábitat en el bosque y facilitar, en la medida de lo posible, la supervivencia de estos conejos, la federación provincial de caza de Pontevedra pondrá en marcha este año un programa pionero. Participarán en esta iniciativa ocho sociedades y su aplicación permitirá hacer un seguimiento sobre las repoblaciones.

El presidente de la federación provincial, Francisco Couselo, explicó que se trata de un sistema sencillo y que no supone ningún riesgo para los conejos. La idea es que cuando una agrupación de cazadores decida realizar una suelta de conejos en un lugar determinado, entonces poco tiempo después y de forma reiterada durante varios días, uno de los socios vaya acompañado por un perro al punto de liberación de los animales. Estos conejos, al haber sido criados en un estado de semilibertad, no están tan bien preparados como los salvajes para la vida en el bosque y son presas más fáciles para los depredadores.

El cazador que cada tecor encargará del seguimiento de los animales liberados, lo que hará será ir con su perro y soltarlo para que el can espante a los conejos y estos se dispersen más en el matorral. Además de facilitar su mayor distribución territorial, se les acostumbra a esconderse cuando vean un animal potencialmente peligroso para ellos. En estas jornadas del programa, ni el cazador ni el perro que lo acompaña tendrán como misión la caza o captura de ningún ejemplar, sino solamente hacer que se muevan y sepan reaccionar ante los depredadores, reforzando su adaptación al hábitat.

Couselo indicó que hay otra ventaja. Además de los depredadores, hay una serie de enfermedades que han diezmado las poblaciones de conejo de los montes pontevedreses. Si los animales recién liberados permanecen relativamente juntos en un territorio pequeño, si uno cae enfermo, es fácil el contagio a los demás y que todo el esfuerzo del proyecto de repoblación sea inútil. Al facilitar la dispersión de los conejos ante la presencia del perro y el cazador, los grupos serán necesariamente más pequeños y eso también les servirá como una especie de prevención ante enfermedades y plagas.

Esta iniciativa surge del interés de los cazadores por mejorar el grado de éxito de las repoblaciones en los montes. Los seguimientos se harán de forma sostenida en el tiempo y los resultados se transmitirán a las propias sociedades participantes y a la Xunta, que ha dado su visto bueno a la propuesta de la federación y que tutelará todo el procedimiento.

Según manifestó Couselo, en esta primera fase de la campaña experimental participarán ocho sociedades de Pontevedra, que será también la provincia pionera en la aplicación de esta fórmula para garantizar la repoblación con conejo.

Los ocho colectivos participantes serán los tecores de Meaño, San Juan de Poio, Refugio Conla (Campo Lameiro), Coto do Suído (que abarca varios municipios), A Fornalense (Fornelos de Montes), Farelo (Agolada), Santa Bárbara (As Neves) y A Lanzada (Sanxenxo). Si la iniciativa tiene buenos resultados, entonces la previsión es extenderlo a más sociedades.

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
4 votos
Tags
Comentarios

Impulsan un programa pionero para intentar recuperar al conejo de monte en Pontevedra