El motoserrista moañés que saca arte de troncos sin vida

Yosi Fervenza hace espectaculares y detalladas esculturas en madera. Así lo contó en Radio Voz Bergantiños este lunes, cuando intervino en el programa «Voces do Agro»


Carballo / La Voz

El moañés Yosi Fervenza empezó participando en campeonatos de cortar troncos en el norte peninsular, y acabó fijándose en los espectáculos que había en los intervalos, con escultores que sacaban auténticas obras de arte de troncos sin vida. En ese momento se compró su primera motosierra, empezó a probar, se fue metiendo en el mundillo y a día de hoy vive de hacer esculturas en madera empleando esta máquina forestal.

Apenas hay en Galicia cuatro o cinco que se dediquen a lo mismo que él, que trabaja para instituciones públicas, administraciones, comunidades de montes o vecinales, comisiones de fiestas y particulares. «Xente que, por exemplo, ten un bo recordo dunha árbore que acabou secando e que quere conservar», relató este lunes en su participación en el programa Voces do Agro, de Radio Voz Bergantiños. Charló con Luis García, director de la EFA Fonteboa y conductor del espacio, sobre su trabajo y sobre la poca tradición que queda en la comunidad en torno al corte de madera. «Habíaa, porque na zona da que eu son natural celebrouse ata non hai moito tempo a Romaría do Leñador e había concursos para ver quen acababa antes de cortar un tronco. Por desgraza, xa non queda tanta», apuntó Fervenza.

Abanico de precios

Hace todo tipo de figuras y con un rango de precio muy variado. Mascotas, figuras humanas, piezas con mayor o menor detalle, más o menos grandes... «Dende uns 150 euros ata miles. Estou presupostando un encargo que me fixo unha igrexa dun San Benito duns cinco metros de altura que farei en eucalipto. Terei que contratar algúns servizos, claro, así que pode ser que o conxunto se achegue os 10.000 euros», relató el escultor, que también ha sido contratado por comisiones de fiestas en muchas ocasiones. Pagándole por un día completo de exhibición y anticipándose con la venta de rifas y boletos para conseguir las piezas que él preparaba, «podían multiplicar perfectamente o que eu lles cobraba por acudir», señaló el motoserrista.

Mucha de su producción es para decorar jardines o espacios exteriores, por lo que utiliza madera que resista mejor estar a la intemperie, como roble, castaño o acacia negra. Además, les aplica tratamientos para conservar las piezas el mayor tiempo posible.

En todas utiliza la motosierra para su tallado, pero en las que requieren un acabado más detallado o preciso también emplea fresas pequeñas. Aun así, un setenta, ochenta o noventa por ciento del trabajo es hecho con la motosierra. Todo un espectáculo digno de ver.

Pese a su más que demostrado dominio de la maquinaria, Yosi participó la semana pasada en un curso en Fonteboa para obtener el Carnet Europeo de Motoserrista. «Fun para ter unha certificación profesional, pero sobre todo para coller bos hábitos. Podes ser moi bo no monte, pero tamén hai que ter en conta as posturas ergonómicas para non danar as costas e as prácticas de seguridade para non ter un accidente manipulando estas máquinas. Cantos menos riscos corramos, mellor», insistió el entrevistado.

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
4 votos
Comentarios

El motoserrista moañés que saca arte de troncos sin vida