Patrocinado por

Llega la primavera, toca el ensilado

Antonio Longueira Vidal
toni Longueira CARBALLO / LA VOZ

SOMOS AGRO

ANA GARCIA

Agricultura en la Costa da Morte | El buen tiempo de los últimos días animó a agricultores y ganaderos a adelantar los trabajos

22 abr 2021 . Actualizado a las 10:04 h.

Llegó la primavera y con ella, también la temporada del ensilado de hierba. Y este año, con el buen tiempo anticipado han sido muchos los agricultores y ganaderos de la Costa da Morte que han adelantado la campaña antes de que el tiempo empeorase (como ha sucedido en las últimas jornadas) o que la hierba perdiese la calidad y floración óptimas, que alcanza precisamente en esta época del año.

En el caso del maíz, la época del sembrado, como dice el refrán, empieza en San Isidro (15 de mayo) y acaba en San Xoán (24 de junio). Este año son muchos los que también adelantan la siembra merced a la buena climatología.

Manuel Pose Varela es de esos ganaderos que han decidido adelantar la campaña. Tiene una explotación con un centenar de vacas en Rioboo, Cabana. «O millo é moi necesario para nós», señaló. Por su parte, Óscar Castro regenta una explotación en San Paio, Coristanco, y destina setenta hectáreas de prado al ensilado, tanto de hierba como de maíz. También invierte mucho dinero en productos fitosanitarios: «Uns seis mil euros ao ano». En su caso cree que la campaña marcha según lo previsto: «Dan mal tempo para esta semana e case seguro que esperarei á semana que vén para ensilar».

También trabaja en el sector primario Rafael Amarelle Taibo, que dirige una explotación ganadera en O Carrizal, Coristanco, integrada por 380-390 cabezas de ganado vacuno. En su caso siempre siembra maíz. «Teño 140 hectáreas de millo, pero con moito minifundio. E prefiro o millo porque os custes de sementalo e ensilalo son menores». Rafael Amarelle comentó que cada año recoge entre cinco y seis millones de kilos de pasto natural para sus vacas. También invierte mucho dinero en preparar los terrenos: entre 15.000 y 16.000 euros en fitosanitarios. Los jabalíes y los cuervos son los grandes beneficiados de su arduo trabajo. En el caso de los pájaros, la solución son los repelentes. Para los jabalíes, simplemente no hay prevención que valga.

Los autónomos apuestan por externalizar gran parte de la actividad

Con menos explotaciones, pero de mayores dimensiones, el sector primario se ha profesionalizado en la comarca hasta tal punto que cada vez se opta más por la externalización de gran parte de la actividad. «Se estamos coas vacas non podemos andar co tractor», argumentó el cabanés Manuel Pose. Y añadió: «Estamos tres persoas nas cortes e non damos feito. Se aínda temos que ensilar...».

Uno de los argumentos que ofrecen los profesionales del sector es que externalizando parte de la actividad se reducen costes: «Un tractor custa cen mil euros, unha sulfatadora, uns setenta mil. Ademais, temos os mantementos da maquinaria. Son uns custes que un gandeiro normal non pode asumir. Por iso é mellor que o fagan outros».

La alimentación del ganado se lleva el 60% del gasto

La alimentación representa una de las partidas más costosas. De cada diez euros que se invierte en una explotación, seis se destinan a este fin, siendo la compra del pienso el gasto más elevado. Una vaca puede llegar a consumir hasta quince kilos al día, por lo que el ensilado de maíz y de hierba suponen una parte importante en el objetivo de reducir costes, vía piensos.