Energía solar y autoconsumo... ¡a pesar de las nubes!

Puede parecer una contradicción,  pero las placas solares funcionan mejor a temperaturas más frescas y Galicia es uno de los territorios líderes en la instalación de paneles fotovoltaicos


PATROCINADO

Aunque muchos puedan pensar que la instalación de placas solares es un negocio poco rentable en territorios con muchas nubes y poco sol, están equivocados. Así, por ejemplo, Galicia y otras comunidades autónomas del norte de España son enclaves idóneos para la instalación de placas solares.

Para corroborarlo, a continuación, abordamos un estudio sobre el estado del autoconsumo en Galicia elaborado por el líder del sector en España, SotySolar, junto con sus colaboradores gallegos, Portosolar y Sunfields.

Autoconsumo en Galicia

En los últimos años, se ha producido una progresiva transición energética hacia el autoconsumo fotovoltaico, ocasionada por los altos costes de la electricidad y la inestabilidad de los precios de los combustibles fósiles. Asimismo, otros de los motivos que han ocasionado esta transición se basan en la competitividad del precio de las placas solares y la sostenibilidad y responsabilidad asociadas al autoconsumo fotovoltaico.

En este sentido, contrariamente a lo que pueda parecer, Galicia es uno de los territorios líderes en la instalación de placas fotovoltaica. En concreto, el territorio cuenta con el 33% de los megavatios eléctricos instalados en España durante el último curso; lo que hace un total de 5,875 MW.

La cantidad total anteriormente señalada se reparte por provincias de la siguiente manera: A Coruña, 1623 kW; Lugo, 218 kW; Ourense 1073 kW; y Pontevedra, 2962 kw. De hecho, esta última provincia fue la que más dispositivos de autoconsumo instaló en el 2016 de toda España.

Tanto el sector comercial como el industrial están haciendo los deberes en lo que a transición energética se refiere, puesto que esta alternativa energética presenta numerosas ventajas para sus negocios, sobre todo económicas. Con todo, el sector residencial todavía va a remolque de estos cambios.

En cualquier caso, la instalación de paneles fotovoltaicos también presenta numerosos beneficios para los particulares. En este sentido, si ponemos como ejemplo una vivienda en la que viven tres personas, con una factura de la luz de 100 euros mensuales, esta ahorraría unos 320 euros anuales aproximadamente, ya que podría producir hasta el 35% de la energía eléctrica utilizada.

La apuesta por la energía fotovoltaica es una garantía de ahorro tanto para las empresas como para los particulares debido a la rapidez con la que se recupera la inversión inicial realizada. Así, por lo general, el dinero invertido se recupera en un período inferior a los ocho años, mientras que la vida útil de las placas solares se suele prolongar hasta los 25 años.

Energía solar y lugares nublados

Aunque parezca una contradicción, las placas solares funcionan mejor a temperaturas más frescas. Presentan un funcionamiento más eficiente en lugares cuyas temperaturas no son demasiado elevadas durante la mayor parte del año. Además, durante los días nublados los paneles solares reducen su producción, pero esta nunca se reduce a cero, sino que se mantiene entre el 10% y el 15% del total que podrían generar en un día soleado.

Asimismo, es importante saber que la potencia de salida de los paneles solares comienza a reducirse a partir de los 25 grados, por lo que un clima demasiado caluroso no es el mejor ambiente para ellos. Demasiado calor puede, de hecho, reducir la producción eléctrica de los paneles entre un 10% y un 25%.

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
0 votos
Comentarios

Energía solar y autoconsumo... ¡a pesar de las nubes!