Piden que los planes de gestión del lobo sean incompatibles con el aumento de su protección

La medida impediría que se pudiera llevar a cabo la caza de ejemplares para controlar las poblaciones

El Centro del Lobo de Castilla y Leon alberga en sus instalaciones 11 ejemplares de Lobo Iberico
El Centro del Lobo de Castilla y Leon alberga en sus instalaciones 11 ejemplares de Lobo Iberico

redacción / la voz

Incluir al lobo en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (Lespre) no supone, de buenas a primeras, el punto y final a las batidas de control que realizan actualmente las comunidades autónomas. Así al menos lo considera la Asociación para la Conservación y Estudio del Lobo Ibérico (Ascel), entidad ecologista que ha puesto en marcha todo el proceso para elevar la protección de la que el cánido goza en España. Es por ello que esta agrupación ha presentado una serie de reclamaciones, en el marco de la consulta pública que sobre esta cuestión mantiene abierta el Ministerio para la Transición Ecológica. Entre ellas, exigen al ministerio que califique de incompatibles los actuales planes de gestión que tienen las comunidades autónomas, entre ellas Galicia, con la nueva protección de la que gozará esta especie.

«Si el lobo va a entrar en el listado de especies protegidas y se va a poder seguir matando, no tiene sentido», asegura Ignacio Martínez, presidente de Ascel. Se refiere a las llamadas batidas de control, que están previstas dentro de los planes de gestión de las diferentes comunidades autónomas y que prevén la posibilidad de organizar batidas para dar caza a este animal cuando en una zona determinada se están registrando muchos daños. Solo se pueden llevar a cabo después de que sean debidamente justificadas, con un informe que demuestre que otros sistemas preventivos no han dado sus frutos.

Ascel considera que esta práctica no podrá realizarse más en cuanto se eleve la protección del lobo. Por eso reclama al ministerio «incluir, en la orden a emitir, la consideración adicional de la incompatibilidad de la condición de especie protegida con todas las normas autonómicas que habilitan la muerte del lobo por caza y controles», argumenta la entidad en su escrito. Se refiere a los planes de gestión de Galicia, Asturias, Cantabria o Ávila, y a los aprovechamientos cinegéticos y autorizaciones de control de Castilla y León, entre otros. Por otro lado, la agrupación ecologista pide que el lobo sea incluido en el catálogo como especie vulnerable, lo que le otorgaría más protección que el Lespre.

Ascel anima también a todos los interesados a participar en el proceso de consulta pública que sobre este tema mantiene abierto Transición Ecológica. Las alegaciones deben remitirse a buzon-sgb@miteco.es antes del próximo día 26.

La ministra se reúne hoy con las comunidades del norte

Galicia, Asturias, Cantabria y Castilla y León habían solicitado, en reiteradas ocasiones, mantener un encuentro con Transición Ecológica para explicarle los motivos por los que están en contra de que se eleve la protección del lobo en sus territorios. Los consejeros de Medio Ambiente de estas comunidades, entre ellas la gallega Ángeles Vázquez, han sido convocados a un encuentro en el que está previsto que participe la ministra, Teresa Ribera. Según informa Europa Press, la cita será telemática y a las seis de la tarde. En ella, las comunidades de la cornisa cantábrica pondrán sobre la mesa los motivos por los que están en contra de que el lobo pase a formar parte del Lespre. Las cuatro comunidades ya están estudiando la posibilidad de llevar al juzgado el acuerdo tomado por la Comisión de Patrimonio Natural, pues consideran que hubo ciertas irregularidades. Y creen también que poner fin a la caza del lobo podría chocar contra las competencias en materia de caza que tienen transferidas.

La difícil convivencia con el lobo en Europa

m. alfonso
Ejemplares de lobo ibérico en el Centro de Conservación del Lobo de la Fundación Patrimonio Natural de la Junta de Castilla y León
Ejemplares de lobo ibérico en el Centro de Conservación del Lobo de la Fundación Patrimonio Natural de la Junta de Castilla y León

Países como Francia también tienen problemas con los daños que causa el cánido al ganado

Hubo un tiempo en el que el lobo desapareció de buena parte de Europa. La caza indiscriminada y la destrucción de sus hábitats llevaron a que su presencia fuera casi anecdótica en buena parte del territorio de la Unión Europea. Las políticas de conservación de las últimas décadas parece que están dado sus resultados y varios informes constatan que está habiendo una recuperación de la especie. «En Francia, o lobo desapareceu por completo e volveu no ano 1995», explica Joan Alibés, presidente de la Sociedade Galega de Pastos e Forraxes. El problema es que el regreso de la especie está provocando conflictos sociales, sobre todo, con los ganaderos en extensivo, que ven como el cánido ataca impunemente a sus rebaños. Hasta ahora, nadie parece haber encontrado la fórmula perfecta de convivencia y muchos países apuestan por combinar métodos de prevención y ayudas a los ganaderos con la caza controlada de un determinado número de ejemplares.

Seguir leyendo

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
2 votos
Comentarios

Piden que los planes de gestión del lobo sean incompatibles con el aumento de su protección