Ministerio y comunidades aprueban el Plan Nacional de Control de la Cadena Alimentaria

El programa describe los sistemas de control oficial en España, desde la producción primaria de alimentos hasta los puntos de venta al consumidor final


Redacción / La Voz

El ministro de Agricultura, Luis Planas, presidió la reunión de la conferencia sectorial conjunta de Agricultura y Desarrollo Rural en la que se ha aprobado el Plan Nacional de Control Oficial de la Cadena Alimentaria. Planas considera que este documento es «de gran importancia para el sector agroalimentario porque es un plan de planes». Aglutina en un documento único los controles oficiales que llevan a cabo las distintas autoridades competentes para asegurar el cumplimiento de la legislación a lo largo de la cadena agroalimentaria, desde la producción primaria hasta los puntos de venta al consumidor final.

Este plan tendrá una duración de cinco años y, en su parte general, se escriben los principios orientadores en los que se ha basado su redacción y la organización territorial y distribución de competencias entre las distintas administraciones, así como cuatro objetivos de alto nivel. Tres de ellos fueron aprobados por la Sectorial. Se trata del que busca reducir los riesgos para la salud humana, animal y vegetal mediante controles en la producción primaria; el que quiere garantizar la calidad alimentaria y luchar contra el fraude alimentario; y el que persigue reducir los riesgos para la salud humana, animal y vegetal mediante el control de las exportaciones e importaciones. Estos tres objetivos comprenden 21 programas nacionales de control. El objetivo dos de este programa, el de reducir los riesgos para la salud humana mediante los controles en establecimientos alimentarios, incluye programas de trabajo competencia del Ministerio de Consumo.

El papel de Galicia

En esta reunión participó también el Conselleiro de Medio Rural, José González, pues el plan describe las actuaciones de control oficial de las distintas administraciones públicas españolas en el ámbito de sus competencias. La Xunta las ejerce a través de las consellerías de Sanidade, Medio Rural y Mar. En lo que a Medio Rural se refiere, la mayoría de los controles oficiales, diez concretamente, corresponden a la dirección xeral de Gandaría, Agricultura e Industrias Agroalimentarias, mientras que las dos restantes son competencia de la Axencia Galega da Calidade Alimentaria (Agacal).

La dirección xeral se hace cargo así de los planes nacionales de higiene de la producción primaria ganadera, de la alimentación animal, de la identificación y registro de bovinos, ovinos y cabrunos, entre otras cuestiones. Se encarga también de los programas relativos a los subproductos de origen animal no destinados a consumo humano, del bienestar animal y de la sanidad vegetal. Agacal, por su parte tiene competencias en lo relativo al control de las producciones amparadas por marcas de calidad diferenciada y en lo que se refiere al control de la producción ecológica.

Los documentos aprobados ahora, añaden en Medio Rural, son el resultado del consenso obtenido en las debates de las mesas técnicas de coordinación.

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
2 votos
Comentarios

Ministerio y comunidades aprueban el Plan Nacional de Control de la Cadena Alimentaria