Competencia pone peros a prolongar la obligación de indicar el origen de la leche en su etiquetado

Considera que la medida mejora la información de los consumidores, pero puede aumentar los costes de producción y contribuir a compartimentar mercados

Las vacas llegaron procedentes de la unidad de leche de Gayoso Castro
Las vacas llegaron procedentes de la unidad de leche de Gayoso Castro

Redacción / La Voz

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia ha emitido un informe sobre el proyecto de Real Decreto relativo a la indicación del origen de la leche utilizada como ingrediente en el etiquetado de la leche y los productos lácteos. Esta entidad considera que, aunque la medida mejora la información que reciben los consumidores, puede aumentar los costes de producción y contribuir a compartimentar los mercados y recomienda una mayor justificación de aspectos como los intereses públicos afectados, la relación entre el origen de la leche y las cualidades de los productos y su relevancia para los consumidores.

Explica esta entidad en un  comunicado que la normativa de la Unión Europea habilita a los Estados Miembros a adoptar medidas nacionales sobre la indicación obligatoria del país de origen cuando concurran ciertos requisitos, como la protección de los consumidores y la existencia de una relación entre determinadas cualidades del alimento y su origen o procedencia. Pero, para ello, deben existir pruebas que demuestren que la mayoría de los consumidores consideran importante que se les facilite dicha información. Sostiene, además, que el proyecto de Real Decreto tiene dos objetivos: prolongar la obligación de indicar el origen de la leche utilizada como ingrediente en el etiquetado de la leche y los productos lácteos y dar por finalizado el período transitorio que permitía la comercialización de los productos sin la citada obligación. 

Por otro lado, la entidad apunta a que el principal fundamento para otorgar protección jurídica a posibles referencias geográficas reside en paliar asimetrías de información entre productores y consumidores y mejorar la información de estos últimos sobre la calidad del producto. Pero también considera que esta obligación puede suponer mayores costes de producción y contribuir a compartimentar los mercados. Recuerda, además, que recientemente el Tribunal de Justicia de la Unión Europea resolvió que para imponer requisitos de indicación del lugar de origen debe comprobarse que haya una relación entre determinadas cualidades del alimento y su origen o procedencia. Concluye también que si se demuestra la existencia de esa relación debe determinarse si la mayoría de los consumidores consideran importante que se les facilite dicha información. 

Por todo ello, la Comisión aconseja que en la redacción del futuro Real Decreto se realice una mayor justificación sobre cómo se ven afectados los intereses públicos tasados en la norma, la relación entre el origen de la leche y las cualidades de los productos lácteos, y la relevancia de estos para los consumidores.  También, que se refuerce la justificación de las razones imperiosas de interés general que se ven afectadas en la situación actual y cómo la medida proyectada contribuye a protegerla y, por último, que se valoren las posibles alternativas existentes, como por ejemplo las indicaciones geográficas de calidad.

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
0 votos
Comentarios

Competencia pone peros a prolongar la obligación de indicar el origen de la leche en su etiquetado