Patrocinado por

El pastoreo y la rotación de cultivos, entre los ecoesquemas que propone Agricultura

Somos Agro REDACCIÓN / LA VOZ

SOMOS AGRO

El minisro Luis Planas, en una imagen de archivo
El minisro Luis Planas, en una imagen de archivo

El ministerio presenta a las autonomías nueve propuestas para calcular las ayudas en la futura PAC

03 feb 2021 . Actualizado a las 09:15 h.

El Ministerio de Agricultura ya tiene lista su propuesta sobre los ecoesquemas que aplicará España una vez entre en vigor la nueva Política Agraria Común (PAC). Se trata de nueve líneas de trabajo que, aseguran en el Gobierno, están abiertas al análisis y al debate con las comunidades autónomas. La intención de Madrid es abrir ahora las negociaciones para que la Conferencia Sectorial monográfica que se celebre en primavera pueda tomar la decisión final. El fomento del pastoreo y de la rotación de cultivos son dos de las premisas que se incluyen en esta primera propuesta de ecoesquemas. 

Con la última información facilitada por la Comisión Europea, el Ministerio de Agricultura elaboró su propuesta preliminar de ecoesquemas, que ayer fue trasladada a las comunidades autónomas. Esta incluye un total de nueve líneas que pueden diferenciarse entre aquellas cuyo importe puede ser calculado como incentivo y aquellas cuyo importe debe ser calculado como compensación. Ahora, se abre el plazo para que las comunidades autónomas presenten sus propuestas con el fin de tratar de buscar el consenso. 

La propuesta del Gobierno pasa por mejorar la sostenibilidad de los pastos, aumentando su capacidad como sumidero de carbono y apostando por la prevención de incendios mediante el impulso del pastoreo extensivo. Propone también realizar un manejo apropiado de esos pastos, con la siega y los márgenes sin segar. El tercer ecoesquema habla de fomentar prácticas para la mejora del carbono orgánico, la calidad y la fertilidad del suelo en tierra arable, esto es, mediante el fomento de la rotación de cultivos con especies mejorantes. La agricultura de precisión, incluyendo planes de gestión de nutrientes, protagoniza la cuarta propuesta de Agricultura, mientras que la quinta habla sobre prácticas alternativas a la quema al aire libre de restos de cosecha y poda, esto es, mediante el uso de cubiertas vegetales inertes, la valorización energética de la biomasa vegetal y el compostaje.

Los fitosanitarios y su uso sostenible son el sexto ecoesquema que propone el Gobierno, mientras que las prácticas para la mejora de la conservación del suelo mediante cubiertas vegetales vivas en cultivos leñosos es el séptimo. Por último, también se bonificarán prácticas para prevenir la erosión del suelo y mejorar su contenido en carbono y materia orgánica y otras para la mejora de la biodiversidad, mediante la creación de márgenes funcionales e islas de biodiversidad o con las zonas de no cosechado y mantenimiento del cultivo. 

Recuerdan en el ministerio que los ecoesquemas son una de las principales novedades de la PAC que se empezará a aplicar en el año 2023. Cada Estado deberán incluir en su plan estratégico un catálogo de prácticas voluntarias encaminadas a incrementar la sostenibilidad de sus explotaciones en aspectos tan importantes como la protección de los suelos, el incremento de su capacidad como sumidero de carbono, la preservación de la biodiversidad o la reducción de emisiones. En base al acuerdo del Consejo de Ministros de la UE, los Estados deben destinar al menos el 20 % de los pagos directos a esta finalidad. 

La lista de ecoesquemas que finalmente se establezcan entrará en vigor con la nueva PAC a partir del 2023. Previamente, se realizará el desarrollo normativo así como todas las labores de formación e información para que agricultores y ganaderos puedan acceder más fácilmente a estos ecoesquemas.