Patrocinado por

La Xunta invierte 3 millones de euros en la reconversión de viñedos de 166 viticultores

Somos Agro REDACCIÓN / LA VOZ

SOMOS AGRO

MARTINA MISER

Gran parte de los beneficiarios están amparados por la denominación de origen Rías Baixas

03 feb 2021 . Actualizado a las 19:30 h.

Medio Rural dio a conocer el listado de beneficiarios por las ayudas para la reestructuración y reconversión de viñedos. Según los datos publicados en el Diario Oficial de Galicia (DOG), hay 166 viticultores de toda Galicia que percibirán cerca de tres millones de euros para reordenar y mejor la producción vitícola gallega. Por provincias es Pontevedra donde más dinero se invertirá y, por denominaciones, es Rías Baixas donde más solicitudes se han atendido.

Explican en Medio Rural que esta línea de ayudas permitirá actuar sobre 290 hectáreas de terreno en toda la comunidad. La mayoría de estas parcelas se ubican en la provincia de Pontevedra, donde se reestructurarán un total de 123,5 hectáreas. Aquí habrá 62 personas beneficiadas por estas subvenciones. En Ourense se actuará sobre 92 hectáreas y se beneficiarán a 78 personas, mientras que en A Coruña se reestructurarán 51,7 hectáreas atendiendo las demandas de 12 personas. Por último, en Lugo hay 14 beneficiarios de estas ayudas, que actuarán sobre 21,9 hectáreas. Por regiones vitícolas, el mayor número de solicitudes aprobadas corresponde a Rías Baixas (73), seguida de Valdeorras (29), O Ribeiro (25), Monterrei (22) y Ribeira Sacra (16). Además, hubo también un beneficiario amparado por la IXP Ribeiras do Morrazo.

El principal objetivo de estas subvenciones es el de llevar a cabo reajustes estructurales que hagan disminuir los sobrecostes de producción de las explotaciones vitícolas de Galicia, donde predomina el minifundio. Además, con ellas se consigue la mejora de las técnicas de gestión del viñedo y la reconversión varietal para optimizar su orientación hacia el mercado, adaptando las producciones a la demanda a la vez que se preservan las variedades viníferas autóctonas de la comunidad. De esta forma, se aprovecha la elevada calidad diferencia de la uva como una ventaja competitiva. Además, añaden en Medio Rural, estas ayudas aumentan el grado de profesionalización del sector vitícola gallego, al tiempo que potencian el relevo generacional, pues facilitan el acceso de los más jóvenes a estas explotaciones agrarias.