Poner orden en 200.000 hectáreas de monte gallego

Cerca de 700 beneficiarios recibirán 4,5 millones de las ayudas de la Xunta


Redacción / La Voz

Las ayudas destinadas a la elaboración de instrumentos de ordenación o gestión forestal beneficiarán a un total de 677 propietarios del monte gallego, que actuarán en una extensión cercana a las 200.000 hectáreas. Estos son los datos que ayer recogía el Diario Oficial de Galicia, que hizo pública la resolución de la Consellería de Medio Rural de esta convocatoria de subvenciones para poner orden en el monte gallego, con un presupuesto de 4,5 millones de euros.

El fin de este programa es el de consolidar la propiedad forestal mediante una gestión sostenida demostrada, pues la concesión de estas ayudas está vinculada a un compromiso de los beneficiarios de obtener un sello de certificación en un período de un año desde su pago. Hay que recordar, además, que este certificado, expedido por un sistema de certificación forestal reconocido internacionalmente tras una auditoría previa, asegura que esa gestión forestal cumple con los estándares de sostenibilidad económica, social y medioambiental que exigen las nuevas políticas de neutralidad climática y transición verde. De esta convocatoria se beneficiarán un total de 700 propietarios, de los cuales 58 se ubican en la provincia de A Coruña, 199 en Lugo, 258 en Ourense y 162 en Pontevedra. En cuanto a la superficie a ordenar, cerca de la mitad de las hectáreas están en tierras ourensanas (80.065), mientras que otras 66.854 pertenecen a Lugo, 37.228 a Pontevedra y 11.554 a A Coruña.

Medio Rural explica que con estas ayudas, tramitadas desde la dirección xeral de Planificación e Ordenación Forestal, se cumple lo dispuesto en la Lei de montes de Galicia, que establece que los terrenos forestales deberán disponer de un instrumento de ordenación o gestión forestal. De esta forma, se trata de impulsar el desarrollo de la potencial multifuncionalidad de los montes en sus valores económicos, sociales y ambientales, al tiempo que se inicia el cumplimiento de los objetivos fijados en el Plan Forestal para buscar la neutralidad carbónica. De hecho, el objetivo de la consellería es el de tener, al término del período de vigencia del plan, unas 850.000 hectáreas de monte bajo con instrumentos de ordenación o gestión forestal y de 650.000 hectáreas bajo sistema de certificación forestal. La consellería también destaca que estos instrumentos de ordenación promueven los servicios ecosistémicos, tales como el secuestro de carbono, la protección de los suelos, del agua, el mantenimiento de la biodiversidad o la preservación de la calidad paisajística. También ahondan en la puesta en valor y multifuncionalidad de todos los recursos forestales que prevén los montes; madera, biomasa, resinas, setas o corteza, así como la creación de infraestructuras verdes y la ejecución de las actuaciones necesarias para la prevención contra los temidos incendios forestales.

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
1 votos
Comentarios

Poner orden en 200.000 hectáreas de monte gallego