Patrocinado por

Ojo con copiar la forma de un producto con denominación de origen porque tiene consecuencias

María Cedrón REDACCIÓN

SOMOS AGRO

M. Moralejo

Una sentencia del Tribunal de Justicia de la UE refuerza el papel de las DOP como fórmulas de protección y diferenciación de un alimento

30 dic 2020 . Actualizado a las 09:13 h.

La guerra contra los plagios toca todo los sectores. También el agroalimentario. De ahí que los sellos de calidad como las denominaciones de origen (DOP) sean una garantía para los consumidores a la hora de asegurarse que no le estén dando gato por liebre. Porque ahora las DOP no solo amparan la calidad de los ingredientes de un producto o el modo en cómo se elabora, también su forma cuando esta contribuye a su identificación ante el consumidor y, por tanto, su reproducción puede inducir a error al creer que ese producto pertenece a dicha denominación, cuando en realidad no está amparado bajo dicho paraguas. Eso es lo que se desprende de una sentencia del Tribunal de Justicia de la UE hecha pública el 17 de diciembre, según la cual queda prohibida la reproducción de la forma o la apariencia de un producto protegido por una DOP, cuando esto puede inducir a error ante el consumidor.

El dictamen avalaría, por tanto, resoluciones como la de la Audiencia de Alicante que en el 2013 obligó a retirar del mercado un queso asturiano que imitaba al de la DOP Tetilla. Aquel dictamen era el primero de esas características registrado en España.

Para abogados como Rafael del Río, del bufete Caruncho, Tomé & Judel, la resolución de la Justicia europea «resulta importante porque da protección a las denominaciones de origen al amparar las particularidades de sus productos». Por tanto, añade, es una gran noticia para Galicia, donde la forma es algo característico no solo en DOP como la de Tetilla, también la de O Cebreiro o San Simón da Costa.