Patrocinado por

CLUN compensa sus emisiones de CO2 y planta 60 hectáreas de monte en Galicia

Maruxa Alfonso Laya
m. alfonso REDACCIÓN / LA VOZ

SOMOS AGRO

alvite

Únicla será medioambientalmente neutra gracias a un acuerdo firmado con la Fundación Arume

23 dic 2020 . Actualizado a las 19:13 h.

Producir un litro de leche Únicla supondrá, durante todo el año 2021, cero emisiones de carbono a la atmósfera. Y eso será posible porque la marca de Cooperativas Lácteas Unidas (CLUN) ha dado un paso más en su estrategia de apostar por la sostenibilidad y ha decidido compensar todas las emisiones de carbono que realiza para producir y envasar esta marca de leche plantando 60 hectáreas de monte en Galicia. La iniciativa forma parte de un proyecto piloto puesto en marcha por la cooperativa y la fundación Arume que quiere servir de ejemplo a otros sectores. No solo por la apuesta que supone por el medio ambiente, al compensar las empresas las emisiones de carbono que lanzan a la atmósfera, sino también porque esta se realiza en Galicia, ayudando de esta forma a recuperar una extensión de monte que, en ocasiones, resultó dañada en incendios.

«Tradicionalmente existe a idea de que os sectores forestal e gandeiro están enfrontados, pero este convenio é a proba de que no medio rural collemos todos», explicó José Ángel Blanco, presidente de CLUN. Y es que los ganaderos de esta cooperativa gallega se han aliado con la fundación Arume, en la que están representados todos los eslabones de la cadena de la madera, en un convenio pensado para ayudar a la láctea gallega a reducir sus emisiones de carbono. «Nós temos que acompañar á sociedade e neste momento, o que nos demanda é que sexamos respectuosos co medio ambiente», insistió Blanco. «O propósito deste acordo é o de contribuír á restauración medioambiental de Galicia», añadió José Carballo, presidente de Arume.

Un trabajo que empezó en 2016

Este acuerdo supone el broche de oro al trabajo que desde la cooperativa láctea han realizado en los últimos años para reducir la huella de carbono que deja su actividad. No solo porque cada vez son más los consumidores que demandan productos sostenibles, sino también porque las exigencias de la UE avanzan en ese sentido. «Dende o ano 2016 CLUN ven traballando para reducir as emisións de carbono», explicó Sabela Oca, jefa de Calidad e Innovación de CLUN. Primero se midieron, siguiendo criterios oficiales, la huella de carbono que generaba su producción de leche, desde el campo hasta que llega a la cocina del consumidor. Hace cuatro años, era de 2 kilos de CO2 por litro de leche, 1,8 kilos en el caso de la marca Únicla, pues la especial alimentación que se les proporciona a estos animales que dan esta leche es más digerible y emiten menos carbono. Hoy en día estas cifras se han reducido un 20 %. Ahora, la cooperativa ha decidido dar un paso más y compensar el carbono que emite en toda su actividad para producir Únicla. «Eso se pode facer de moitas maneiras ou en moitos lugares, pero para nós non tiña sentido facelo noutro punto do planeta», añadió Oca. Por eso se buscó la colaboración de Arume, «é unha alianza que ten toda a lóxica e que chega para dar resposta a esta necesidade», añadió.