Patrocinado por

Kokedamas, la alternativa ideal para quienes no tienen mano con las plantas

Somos Agro REDACCIÓN

SOMOS AGRO

Apodado como el bonsai de los pobres, desde Herbas Nómadas explican los detalles de este arte nacido en Japón hace 500 años, una técnica que permite ahorrar el plástico o la cerámica de las macetas

15 dic 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

La kokedama es un arte nacido en Japón hace mas de 500 años, que permite a las plantas crecer en una bola de musgo, sin maceta, como su propio nombre indica: Koke quiere decir musgo;  dama es bola. Esta técnica, poco conocida, aunque cada vez mas de moda, es prima hermana del bonsai. De hecho, se le conoce como bonsai de pobres: «La idea básica es sustituir los elementos artificiales de las macetas, como el plástico, o la cerámica, por elementos vivos como la arcilla y el musgo», explican desde Herbas Nómadas, un taller que ofrece una vez al mes talleres para aprender a hacerlas.

Las kokedamas son la alternativa ideal para aquellos que no tienen mano con las plantas. Una de las razones es que se riegan por inmersión. Cuando la planta necesite riego (lo que podemos comprobar por el peso, aproximadamente cada 10 o 15 días) se sumerge la bola de musgo completamente en agua a temperatura ambiente. La bola comenzará a burbujear, lo que indica que está bebiendo en ese justo momento. Únicamente tenemos que dejarla escurrir cuando termine de hacerlo antes de volver a colocarla en su lugar.

¿Y dónde la ponemos? Podemos ubicarla en prácticamente cualquier ambiente interior con buena iluminación, pero evitando ponerla al sol directo durante largos períodos. También son sensibles a la calefacción (pero bastara con alejarlas del radiador) y a las corrientes de aire.