Patrocinado por

El sector lácteo descubre al consumidor qué encierra la leche «100 % Galega»

carmo lópez REDACCIÓN / LA VOZ

SOMOS AGRO

Industria, distribución y productores describen cómo funciona la cadena

26 oct 2020 . Actualizado a las 09:57 h.

Un céntimo. A eso fían su futuro muchas granjas lácteas gallegas. Porque para muchos ganaderos el hecho de obtener un céntimo más o menos por cada litro de leche que producen marca la línea de la viabilidad de su explotación. Y ahí, en ese céntimo, está también buena parte del futuro de un sector estratégico para Galicia, una comunidad que produce más de tres millones de toneladas de leche al año, el 40 % del total de España, y que entre enero y septiembre del 2020 ha facturado un 7,5 % más que en el mismo período del año anterior. De lo que puede suponer un céntimo por litro en las cuentas de una granja habló José Manuel Fernández Villar, un ganadero de Mazaricos que participó ayer junto con el director de compras de Vegalsa-Eroski, Jorge Eiroa; el director general de Clun, Rafael Prieto; el director comercial de Leche Celta, Javier Bretón, el gerente del Laboratorio Interprofesional Galego de Análise do Leite (Ligal), Roberto Lorenzana, y el director xeral de Agricultura, Gandaría e Industrias Alimentarias, Xosé Balseiros, en un encuentro para hablar del peso del sector lácteo, organizado por La Voz de Galicia con la colaboración de Vegalsa-Eroski.

No fue el único que destacó la importancia de ese céntimo, el mismo que puede acabar decidiendo en el lineal del supermercado la opción de compra del consumidor. Porque cuando se habla de futuro en este terreno, el cliente tiene mucho que decir: «Hai que explicarlle ao consumidor que hai detrás de cada litro de leite, reconectar a realidade urbana coa do medio rural», apuntó el gerente del Ligal, Roberto Lorenzana. Y es que, como apuntó el director de compras del grupo Vegalsa-Eroski, «es fundamental que el consumidor valore la leche avalada por el sello Galega 100 %, una leche que tiene origen en Galicia».

Todo lo que hay detrás de cada litro producido es lo que trataron de desmenuzar en el encuentro los seis ponentes al hacer un repaso, primero, sobre el papel que jugaron los distintos eslabones de la cadena durante la primera oleada de una pandemia que cogió a todos por sorpresa; y al hablar, después, de los retos a los que se enfrenta el lácteo en Galicia. Desde la escasez de terreno a la falta de mano de obra cualificada, pasando por el eterno problema del relevo generacional, acentuado por la mala fama que todavía tiene el trabajo en el campo.