Agricultores que encontraron nuevas formas de vender gracias al covid-19

Patatas de A Limia o verduras y carnes delicatesen siguen llegando a casa


redacción / la voz

A principios de año nadie se podía imaginar que la población española, y la de medio mundo, sería recluida en sus casas durante meses. Que el sector hostelero iba a tener que cerrar sus puertas y que mercados y plazas de abastos verían muy limitada su actividad. Así que el sector primario gallego respiraba entonces tranquilo y, en muchos casos, ajeno a Internet. Agricultores, ganaderos e incluso muchas bodegas carecían entonces de una tienda a través de la red en la que poder comercializar sus productos. Pero llegó el confinamiento y fue necesario buscarse las castañas, movilizar todos los recursos disponibles para que cosechas y animales, alimentos perecederos todos ellos, no se echaran a perder. Algunos de estos productores encontraron en la venta on-line una salida a sus cosechas. Y, lo que es más importante, un nuevo nicho de negocio. Las chuletas de Vacapremium, una empresa de A Estrada especializada en carne de alta calidad, llegan ahora a casa a través de Internet. Y lo mismo hacen las patatas de A Limia o las especiales lechugas de la Finca de los Cuervos, especializada en agricultura para los restaurantes más exigentes de España.

«No seu momento, logramos sacar bastante mercancía grazas á tenda on-line. Ao abrir a hostalería baixou bastante a demanda pero é certo que temos unha serie de clientes que nos seguen pedindo lotes», explica Marcos Gálvez, responsable de Vacapremium. Lo que empezó siendo una medida de urgencia, para dar salida a unos productos que el cierre de la hostelería había dejado en la estacada, es ahora una nueva línea de negocio de la empresa. «Un 25 % dos clientes que fixemos entón seguen a facer pedidos cada quince días ou cada mes. Isto serviunos para compensar un pouco a baixada de vendas nas hostalería», cuenta. Ahora, no solo están dispuestos a mantener operativa la web, sino que también están buscando nuevas líneas de negocio. «Cando se achegue o Nadal imos sacar uns lotes especiais de regalo para empresas, coma as que fan as adegas», explica. Reconoce que la crisis del coronavirus ha cambiado su forma de trabajar y que, ahora, se han vuelto más conservadores. «Xa non temos tanto stock e traballamos case que baixo demanda. Estamos sendo máis prudentes», añade.

Lechugas a la puerta de casa

La Finca de los Cuervos, una explotación ubicada en Santiago y dedicada al cultivo de verduras y hortalizas de muy alta calidad con destino a los mejores restaurantes de España, fue otra de las que, de un día para otro, se vio sin clientes. La venta on-line se convirtió, entonces, en su única alternativa. «Al principio me daba miedo que la gente no supiera valorar nuestros productos, pero hemos descubierto que la gente sabe lo que quiere y que los aprecian», cuenta Santiago Pemán, responsable de la explotación.

Meses después de que su primer pedido saliera, la iniciativa ha resultado ser todo un éxito y, también en este caso, «estamos pensando en potenciarla», asegura. Explica que en un solo día, tras dar a conocer que ponían en marcha la venta on-line, hicieron 200 clientes, de los que la mitad era gallegos y la otra mitad del resto de España. De ellos, hoy en día, se volvieron asiduos un 25 % y, curiosamente, «la mitad son del entorno de Santiago, que es donde tenemos la plantación», asegura. Esta circunstancia la atribuye «a que la gente de verdad está valorando que son productos de kilómetro cero», aunque también tiene fieles consumidores en el resto de España. La experiencia le ha servido a este agricultor para comprobar que la gente valora mucho estos productos especiales. «Antes yo les decía que les iba a enviar unas minizanahorias, ahora ya son ellos los que las piden y de un tamaño concreto. Saben lo que les gusta y lo demandan».

Patatas de A Limia

Los agricultores de A Limia fueron otros de los que recurrieron a Internet para sacar adelante una producción que se les había quedado colgada. Ahora que los agricultores están inmersos en la recogida del tubérculo, este volverá a estar accesible a través de la web. Patatas Ama, por ejemplo, ya tiene a la venta las primeras cajas de Kennebec. Y Eloy Manso, un agricultor de esta zona, está diseñando ya la página en la que pondrá a la venta su cosecha. «Estamos preparando a nove web, aínda non a temos publicada pero é certo que a xente xa está chamando para preguntar», asegura.

El vino y los productos eco se unen a la moda

Producto ecológico directamente a la puerta de tu casa. Esa fue la iniciativa puesta en marcha por el Consello Regulador da Agricultura Ecolóxica a finales del pasado mes de abril. En la web de esta entidad se puede encontrar ya un directorio de productores amparados, que se ofrecen a hacer llegar sus productos a domicilio.

Este proyecto comenzó con una veintena de agricultores, que actualmente son ya más de cuarenta. En la web del Craega se puede obtener toda la información al respecto, desde el nombre del operador, los productos que comercializa, qué zonas geográficas abarca y la manera de contactar, bien sea a través de un teléfono o de un correo electrónico. La oferta de productos es amplia y variada, desde todo tipo de frutas y verduras hasta huevos, pasando por yogures, carnes y hasta especias.

Tampoco el sector del vino se salvó de la hecatombe que supuso el confinamiento, aunque en este caso los datos han corroborado que la crisis no fue tan grave como se esperaba inicialmente. Pero sí que es cierto que el cierre de la hostelería cogió a muchas bodegas sin una tienda on-line propia. En su rescate salieron los consellos reguladores, algunos de los cuales, aprovecharon sus webs oficiales para poner en contacto a bodegueros y compradores, para que uno pudiera encontrar dónde comprar ese vino que tanto le gustó simplemente introduciendo su nombre en un buscador.

Muchos de estos escaparates promocionales siguen hoy en activo. En la web de la Ribeira Sacra, por ejemplo, un banner anima a los visitantes a pedir sus vinos, enlazando con una web en la que ya se pueden adquirir directamente. En O Ribeiro han apostado por el Ribeiro Market, en el que introduciendo el nombre del vino o la bodega se puede obtener una forma de contactar. Y en Rías Baixas mantienen activa la campaña #RíasBaixasencasa, que también anima a los consumidores a ponerse en contacto con su bodega favorita para que este le haga llegar directamente a la puerta de casa las botellas que demande.

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
0 votos
Comentarios

Agricultores que encontraron nuevas formas de vender gracias al covid-19