Nuevos modelos para gestionar el monte gallego de manera sostenible

La Xunta diseña hasta quince nuevas guías a las que los propietarios forestales deberán adherirse antes del 2021


Redacción / La Voz

La Xunta quiere mejorar la gestión y la sostenibilidad del monte gallego. Por eso la Consellería do Medio Rural está trabajando en el diseño de nuevos modelos silvícolas a los que deberán adherirse los propietarios forestales que exploten el monte de manera profesional y que tengan una superficie de menos de quince hectáreas. Darse de alta en uno de estos nuevos modelos será muy sencillo, pues podrá realizarse a través de Internet, pero también obligatorio a partir del próximo 31 de diciembre, dicen en Medio Rural.

La ley de montes de Galicia ya establece la obligatoriedad de que los terrenos forestales de quince o menos hectáreas en los que se esté realizando algún tipo de aprovechamiento deben disponer de un instrumento de ordenación o gestión forestal. Por eso la consellería considera necesario fomentar y facilitar la adhesión a este tipo de herramientas por parte de los propietarios de los terrenos, de ahí que se esté elaborando un nuevo listado de modelos de gestión, del que ayer se informó en el Consello de la Xunta. Desde la consellería aseguran que esta medida tiene una clara vinculación con una gestión forestal sostenible, ya que ayudará a obtener productos del monte etiquetados bajo sellos de certificación forestal reconocidos por cualquier sistema internacional. Además, considera que la extensión de la superficie amparada por estos indicativos de certificación es clave para mejorar la competitividad del sector gallego. Insisten en que la adhesión a estos modelos será un trámite muy sencillo, casi automático que no requerirá de gestiones burocráticas complejas.

Guías de buenas prácticas

Aseguran en Medio Rural que estos instrumentos son una especie de guías de buenas prácticas para gestionar correctamente la riqueza forestal. Están basadas en el análisis de las especies existentes y en los turnos de corta, cuando se trate de especies arbóreas. Garantizarán, además, que no se ponga en peligro la persistencia de los ecosistemas y que se mantenga la capacidad productiva de los montes mediante un referente de buenas prácticas. La futura orden de Medio Rural tratará de ampliar los modelos bajo ese enfoque verde e incorporará un total de quince nuevos modelos. Cuatro de ellos están dirigidos a la gestión de masas frondosas autóctonas y se hacen especialmente necesarios tras la publicación del decreto que regula el registro de masas consolidadas de estas especies. Otros dos irán orientados a la creación de modelos adaptativos, a la obtención de ecoproductos sustitutivos de materiales con una alta huella de carbono y a la aplicación de modelos próximos a la naturaleza. También se crearán nuevos modelos dirigidos a la multifuncionalidad del monte, impulsando otros aprovechamientos como la resina, la corteza o el pastoreo en terrenos forestales desarbolados.

En la futura normativa se incorporan también nuevas variables para la caracterización de los modelos presentados, entre ellas, destacan las que catalogan los modelos en función del grado de intensidad de gestión que supone la aplicación de cada uno de ellos. Estos se han diseñado en base a cuatro factores: la frecuencia y relevancia de las intervenciones de mejora, la intensidad de las cortas, la duración del turno de corta y la medida en que se emplean materiales de mejora genética.

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
2 votos
Comentarios

Nuevos modelos para gestionar el monte gallego de manera sostenible