La producción de miel cae a la mitad en la costa y se mantiene a buen nivel en zonas de interior

Las ventas se incrementaron este verano, sobre todo en agosto


AS PONTES / LA VOZ

La escasa floración del eucalipto ha provocado una caída de la producción de miel en las zonas costeras de Ferrolterra y Ortegal, que las delegaciones de la Asociación Galega de Apicultura (AGA) de estas comarcas estiman entre un 50 y un 70 %. En el interior de la comarca, sin embargo, la temporada «foi boa, semellante a outros anos bos, aínda que non ao nivel do ano pasado, que foi boísimo», según explica Manuel Ferreira, responsable de AGA en la comarca del Eume.

El presidente de la Casa do Mel de Goente, que aglutina a 300 mieleros de toda Galicia (la mayoría, de las provincias de A Coruña y Lugo), constata que «nas mostras que se recolleron para a cata das xornadas apícolas de outubro, case todas son de mel escuro [de monte, de brezo], e hai poucas claras [de eucalipto o zarza]». En todo caso, concluye, «houbo anos bastante peores, pero os apicultores veñen acostumados ao ano pasado, que foi moi bo, con grandes cantidades de mel de flor de eucalipto».

En cuanto a las ventas, Manuel Rodríguez Gómez, al frente de AGA en Ortegal, destaca «o aumento da demanda entre os turistas que visitaron a zona este verán; a xente quere produto galego de calidade, e se é certificado, mellor aínda». Ferreira distingue entre el mes de julio, más flojo, y el de agosto, «bo». Las ventas en la Casa do Mel de Goente se desplomaron durante los meses que duró el estado de alarma, por la cancelación de las visitas al centro pontés.

«As perdas foron enormes, suspendéronse unhas 50 excursións, colleu toda a época da Semana Santa e a fin de curso, e tiñamos convenios con axencias para visitas que tampouco se puideron facer», indica. Corrobora un aumento de las compras de miel en las tiendas de proximidad de las provincias de A Coruña y Lugo, donde se puede adquirir la miel envasada por la Casa do Mel de Goente. Esta entidad nació, precisamente, para comercializar el excedente de producción de sus socios. «Hai xente que vén todos os veráns de vacacións e leva mel para todo o ano», señala. En cuanto a los precios, rondan los nueve euros por kilo de la variedad multifloral y entre diez y once la monofloral. La economía de la Casa do Mel de Goente también se ha resentido por la anulación de las visitas de escolares, que pagan la entrada.

Cada vez más profesionales

En cuanto al peso laboral de la apicultura, Ferreira destaca «que cada ano, cinco ou seis socios fanse profesionais», a través de la línea de ayudas de la Xunta para el sector primario, cofinanciadas por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader).

Iago Vilela Quintana, apicultor de Cedeira: «Ahora tengo unas 300 colmenas y esta es mi actividad principal»

Iago Vilela Quintana nació en Madrid hace 39 años, pero toda su familia es de Cedeira. Estudió Ingeniería de Montes y empezó a trabajar en jardinería y paisajismo. «Pero no me gustaba lo que hacía y decidí venirme a Cedeira, pensé dedicarme en algo relacionado con el campo, como la agricultura ecológica, pero acabé haciendo un curso en la Casa do Mel de Goente», cuenta. Empezó a formarse hace siete u ocho años y en 2016 se incorporó de manera profesional al sector, a través de las ayudas de la Xunta y el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural.

—¿Dónde tiene los colmenares?

—Tengo varios en Cedeira, pero en la costa hay mucha presión de la velutina, por lo que la mayoría los muevo, hago trashumancia. Durante el invierno y la primavera están en Mera de Arriba (Ortigueira) y cuando empieza la presión de la avispa asiática los llevo al monte Caxado, en As Pontes.

—Requerirá mucha logística...

—Sí, es complicado mover las colmenas, sobre todo en primavera, si ha habido buena cosecha de eucalipto, porque pesan mucho. De momento no tengo una pluma hidráulica para subirlas y es mucho trabajo físico.

—¿Vive de la apicultura?

—Tengas unas 300 colmenas y esta es mi actividad principal. De momento, en verano también trabajo en un puesto de vigilancia de incendios en El Bierzo.

—¿Cómo lo comercializa?

—En Galicia permiten vender una cantidad de miel envasada por ti sin necesidad de registro sanitario, tengo mi etiqueta Cen por cen. Y el resto lo vendo a través de la Casa do Mel de Goente, lo llevo a granel y ellos se encargan de envasarlo y venderlo.

—¿Da para vivir?

—No te vas a hacer rico... Pero produzco unos cinco mil kilos, y eso cometiendo aún muchos fallos. Me dedico a esto, sobre todo, porque estoy muy a gusto.

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
0 votos
Comentarios

La producción de miel cae a la mitad en la costa y se mantiene a buen nivel en zonas de interior