Estos son los retos para ganaderos y agricultores de producción ecológica

La atención a un consumidor preocupado por el cambio climático es clave

Explotación de ganado vacuno en régimen ecológico en el municipio de Lugo
Explotación de ganado vacuno en régimen ecológico en el municipio de Lugo

VILALBA / LA VOZ

Lo ecológico parece algo más que una moda: por un lado, hace años que la producción agrícola y ganadera más respetuosa con el medio ambiente está asentada en comunidades como Galicia; por otro, los clientes de esos productos no solo muestran interés en adquirirlos, sino que se interesan por el proceso que siguieron antes de llegar al mercado.

La relevancia alcanzada por la producción ecológica se observa en iniciativas como el curso que se celebra hoy y mañana en Friol, organizado por la Axencia Galega da Calidade Alimentaria (Agacal) con la colaboración del Consello Regulador da Agricultura Ecolóxica de Galicia (Craega). Cuestiones como el futuro de las explotaciones o las posibilidades de futuro estarán presentes en las sesiones. Ramón Lamelo, responsable del área de Promoción de Agacal, explica algunos de los retos.

ATENCIÓN

Hay un nuevo perfil de consumidor. Los ganaderos y agricultores en producción ecológica deben tener presente, dice Lamelo, que hay un nuevo perfil de consumidor, acaso más preocupado por el cambio climático que por cuestiones de la actividad ganadera o agrícola de la que procede un producto. «Non abonda con ser gandeiro ou labrego de produción ecolóxica. Hai que comportarse como tal», dice Lamelo, que también recuerda algunas posibilidades que se abren para estos productores.

Explica que una directriz comunitaria de hace meses recoge que si en un terreno se acumula carbono que no sale a la atmósfera, el dueño puede ser retribuido por su lucha contra el cambio climático. Aunque puede parecer algo alejado de la relación directa con el consumidor, ese vínculo existe: «É necesario que o produtor tome conciencia do que necesita o consumidor», dice.

MEDIDAS

Pasos concretos en el trabajo diario. En la renovación de prados y en el trabajo con el forraje se pueden dar pasos concretos: si, por ejemplo, sobre el terreno se echa la semilla sin airear ni remover la tierra, el impacto ambiental es menor. Usar semillas propias y no compradas es otro paso en ese sentido. Si, por otro lado, el productor busca un mercado local, de proximidad, donde vender, la distancia que se recorre es menor, y el coste ambiental del transporte, también el perfil ecológico se agranda.

VARIEDAD

Iniciativas para explotaciones de diverso tamaño. Las actuaciones con las que se pueden disminuir las emisiones de dióxido de carbono afectan a partes variadas del trabajo. Un ejemplo posible, dice Lamelo es optimizar recursos en la recogida de leche, trazando una ruta por explotaciones cercanas. Una ventaja es que las granjas que cambian de producción convencional a ecológica ya tienen el pastoreo como forma de trabajo, con lo que el cambio de criterio al trabajar resulta menos difícil.

Por otro lado, la presencia de maquinaria en una explotación puede verse de dos maneras: en algunas, dice Lamelo, se ve una desproporción entre la maquina de que se dispone y las necesidades reales; de todos modos, agrega, a veces esa maquinaria representa una inversión que se lleva a cabo para no depender de empresas ajenas.

POSIBILIDADES

Un amplio mercado que requiere atención del productor. Hay consumidores que compran productos ecológicos impulsados por una conciencia bien definida; otros, más numerosos, tienen una motivación menos marcada pero, en cambio, más poder adquisitivo. Lamelo avisa: «Hai que ir por eses; hai que poñer os produtos ao seu alcance», dice.

También advierte de la actitud que deben mantener los productores. Explica que a veces se piensa que el problema es colocar la producción —leche, carne, hortalizas...—, pero agrega que es también importante practicar algo que define como política de comunicación: mostrar una buena imagen de la explotación o cuidar el perfil en las redes sociales son cuestiones importantes. También el ganadero y el agricultor ecológicos deben saber que el consumidor está preocupado por el cambio climático, algo que, agrega, ya se nota en la política de responsabilidad social compartida de las empresas.

Actividades para la formación de los trabajadores

El curso que tiene lugar hoy y mañana en el centro sociocultural de Friol forma parte de un plan de formación del sector agropecuario. Mejorar la capacitación de los trabajadores de los sectores agrario, ganadero y forestal es el objetivo que se persigue en el plan, aunque también se tendrá en cuenta la reordenación de las explotaciones y el uso de métodos productivos que resulten respetuosos con la conservación del medio ambiente.

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
0 votos
Comentarios

Estos son los retos para ganaderos y agricultores de producción ecológica