Sesenta millones de euros para pagar la uva que va a vendimiar Galicia

La Xunta crea un crédito para que las bodegas no dejen producción sin recoger


Redacción / La Voz

Galicia se enfrentará en los próximos meses a una de las vendimias más difíciles de su historia. La crisis del coronavirus ha tenido un grave impacto sobre muchas de sus bodegas, que notaron una gran caída en sus ventas por el cierre de la hostelería, y se teme que también tenga repercusión sobre la próxima recogida de la uva. De hecho, en algunas denominaciones gallegas hay bodegas que ya han anunciado que no van a comprar la misma producción que en ejercicios anteriores. Así que la Consellería do Medio Rural ha puesto en marcha una línea de crédito con un objetivo claro: que no quede en la vid ninguna uva sin vendimiar y que esta se pague a los precios de mercado habituales. Hasta 60 millones de euros tendrán estas empresas para pagar a los viticultores.

«A vendima é a principal preocupación do sector, e o que temos falado coas denominacións de orixe é que se somos capaces de habilitar estas axudas, cubriremos o roto que lles fixo nas súas contas a crise do coronavirus», argumenta José Manuel González, conselleiro do Medio Rural. Ayer mismo mantuvo un encuentro con representantes de las cinco denominaciones de origen gallegas, «para que participen no deseño deste instrumento financeiro a para trasladarlles unha mensaxe de tranquilidade», añadió.

Colaboración de Medio Rural y Economía

El conocido como préstamo vendimia estará dotado con un máximo de 60 millones de euros y estará diseñado, de forma conjunta, por las consellerías de Economía y Medio Rural. Tendrá unas condiciones muy ventajosas en lo que se refiere al coste financiero y a los plazos de devolución, con un año de carencia y cuatro de amortización. «Intentamos buscar un tipo de financiamento ao que poidan chegar todas as adegas e lles estamos dado cinco anos a estas empresas para pagar a compra de uva a un interese que tentaremos que sexa cero», añadió el titular de Medio Rural.

La medida no está pensada solo para ayudar a los bodegueros, sino sobre todo a los viticultores. «Creemos que vai beneficiar aos viticultores porque lles estamos dando liquidez ás adegas para que merquen a uva en condicións normais de mercado», añadió al tiempo que quiso dejar claro que, en ningún caso, «a Xunta vai amparar movementos de especulación co prezo da uva», argumentó. De hecho, «nós prestamos os cartos para que se compre a uva en condicións normais de mercado. Queremos que os viticultores reciban ese prezos», añadió.

Sin subvenciones estatales

La medida puesta en marcha por Medio Rural viene a tratar de paliar el escaso impacto que las subvenciones propuestas por el Ministerio de Agricultura tuvieron en Galicia. No hay que olvidarse que, de los 90 millones de euros que habilitó el Gobierno central para paliar la crisis del covid-19 en el sector del vino, los bodegueros gallegos solo presentaron 17 solicitudes por valor de 236.000 euros. «Na nosa comunidade hai case 13.500 viticultores e 480 adegas. É dicir, os viticultores e adegas galegas só se beneficiaron do 0,25 % das achegas estatais», insisten en la consellería. También recuerdan que González había solicitado al Gobierno central que habilitase una línea específica de préstamos avalados por el Estado a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO) con el mismo fin con el que ahora se crean los préstamos vendimia de la Consellería do Medio Rural, «pero recibimos a calada por resposta», añade el conselleiro.

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
1 votos
Comentarios

Sesenta millones de euros para pagar la uva que va a vendimiar Galicia