«Si esas semillas estaban en los yacimientos era porque comían uvas o hacían vino»

Los investigadores quieren ahora hacer una prueba de ADN para confirmar los resultados del estudio morfológico


Redacción / La Voz

El artículo publicado por la Misión Biológica concluye también que las semillas halladas en O Areal y Reza Vella son las más antiguas de Vitis Vinifera encontradas nunca en esa región. «Se supone que esas semillas estaban ahí porque en esos yacimientos se consumía uvas o porque elaboraban vinos y quedaron los restos», explica Martínez. La directora de Viticultura de la Misión Biológica asegura que, actualmente, existen dos teorías sobre el origen del vino en la península ibérica. «La primera es que la vid la trajeron desde Asia. La segunda dice que hubo diferentes puntos de Europa en la que fue domesticada. Este trabajo nos ayuda a confirmar esta segunda hipótesis», añade.

Análisis de ADN

Al trabajo realizado por los investigadores gallegos le queda pendiente una segunda parte, hacer un análisis de ADN de cada una de las semillas para confirmar que, tal y como sugiere el estudio morfológico, se trata de las mismas variedades de uva. «En el futuro queremos hacer unos análisis de ADN, que es posible en estas semillas arqueológicas, pero es un proceso caro y complicado», argumenta Martínez. Asegura que su departamento está ya trabajando en ello, pues permitiría comprobar si aquí se encuentran también los antecesores de otras variedades gallegas. Y es que el estudio ha encontrado también similitudes entre las semillas arqueológicas y otras de variedades cultivadas actualmente en Galicia como la blanca lexítima, caíño blanco o el caíño do Freixo.

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
2 votos
Tags
ADN
Comentarios

«Si esas semillas estaban en los yacimientos era porque comían uvas o hacían vino»