Un ácaro que parasita tanto a las adultas como a las crías y las va debilitando

Los síntomas de que una colmena está afectada son la reducción de la población de la colonia y la inquietud de sus ocupantes


La varroa es un ácaro que parasita a las abejas, tanto adultas como crías, para alimentarse de diversas sustancias. Eso provoca un debilitamiento gradual de este insecto y graves alteraciones internas que, entre otras cuestiones, facilita la transmisión de otros agentes infecciosos, como los virus patógenos, o incrementa el daño de otros que en condiciones normales no suelen ser tan perjudiciales. Los síntomas de que una colmena está afectada por esta plaga son la reducción de la población de la colonia e inquietud en las abejas.

Las abejas afectadas por esta parásito tienen el abdomen más corto y malformaciones entre las alas, donde la hembra de la varroa perfora y chupa las sustancias del huésped. Así, el insecto vive la mitad que uno sano. La plaga afecta también a las crías, en las cuales aumenta enormemente su mortalidad. Esta infección se propaga por el contacto directo entre abejas y entre estas y sus crías, aumentando su infestación cuando mayor es el contacto físico entre ellas. Y es una de las principales causas de las pérdidas de las colmenas.

La plaga se ha convertido en el principal problema de las explotaciones apícolas de toda España debido a la falta de eficacia de los tratamientos actuales. También está generando complicaciones en Canarias, donde la abeja negra canaria es especialmente menos resistente a este ácaro. De ahí que en el proyecto participe la Universidad de las Palmas de Gran Canaria, a través de su grupo de Apicultura del Instituto Universitario de Sanidad Animal y Seguridad Alimentaria.

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Un ácaro que parasita tanto a las adultas como a las crías y las va debilitando