Patrocinado por

«É unha tomadura de pelo», dice el sector del vino sobre las ayudas

Maruxa Alfonso Laya
m. alfonso REDACCIÓN / LA VOZ

SOMOS AGRO

Santi M. Amil

Los consellos reguladores no creen que las medidas por el covid-19 sean aplicables

12 jun 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

El plan del Ministerio de Agricultura para ayudar a viticultores y bodegueros tras la crisis del Covi-19 ha logrado poner de acuerdo al sector vitícola gallego. Consellos reguladores y Medio Rural coinciden en que los 90 millones previstos en ese documento tendrán «nula ou escasa incidencia» en la comunidad. Son palabras del conselleiro de Medio Rural, José González, quien lamentó que este documento no tenga en cuenta las especiales características del sector gallego. Pero podría firmarlas cualquier presidente de uno de los cinco consellos reguladores. «Non van solucionar nada», aseguran en Valdeorras. «Son unha tomadura de pelo», reiteran en Ribeira Sacra. «Dudo que sexan aplicables en Galicia», confirman en O Ribeiro.

«Unha vez máis, o Goberno español deseñou unhas axudas sen ter en conta as especificidades dos nosos adegueiros e viticultores», asegura González. El conselleiro considera que sería preciso que este tipo de decisiones se consensuaran previamente con las comunidades autónomas, con el fin de poder adecuarlas a las características de cada territorio. E insistió también en que el reparto de fondos no se realice conforme a criterios uniformes, pues lo que puede favorecer a una comunidad puede perjudicar a otra. Así sucede con el vino, en opinión de Medio Rural. Los criterios aplicados por Madrid no sirven para el sector gallego, insiste González, quien calcula que Galicia podría beneficiarse, como mucho, de una ayuda de 300.000 euros de un total de 90 millones de euros. Algo muy grave si se tiene en cuenta que el sector de las denominaciones de origen de la comunidad genera un 6 % del valor añadido de estas producciones a nivel nacional, lo que supone más de cinco millones de euros.

El conselleiro tiene claro que «estas son medidas pensadas para viños con pouco valor engadido, que poden beneficiar a outras comunidades, pero non a Galicia». Es el caso de las subvenciones para destilación. «Os viños galegos con denominación de orixe teñen un posicionamento de prezo no mercado de tipo medio, o que invalida esta iniciativa», explica Medio Rural.