Cerca de 300 millones para inyectar liquidez al campo gallego

La Xunta agiliza el pago de diversas líneas de ayudas para paliar los efectos de la emergencia sanitaria


Redacción / La Voz

Inyectar liquidez a los agricultores, ganaderos y silvicultores que se vieron afectados por la emergencia sanitaria es el objetivo del plan diseñado por la consellería do Medio Rural que ayer fue presentado por videoconferencia a los representantes de las organizaciones agrarias con presencia en el Consello Agrario. La iniciativa supondrá adelantar, entre mayo y junio, el pago de cerca de 300 millones de euros correspondientes a diferentes líneas de ayudas. La primera medida se activó ayer mismo, con la publicación en el DOG de una orden que permitirá movilizar cerca de 66 millones de euros.

Medio Rural agilizará el pago de las subvenciones ya concedidas pero que estén pendientes de comprobación en campo y pago por parte de la Administración. Esta norma, publicada ayer, recoge excepciones en la ejecución de los controles administrativos y sobre el terreno establecidos en las convocatorias cofinanciadas por el Fondo Europeo Agrícola de Desenvolvemento Rural. Permite sustituir las visitas de certificación bien por la comprobación con soporte documental fotográfico, bien por la realización de esas comprobaciones tras el pago final. De esta forma, se puede adelantar el pago de 65,7 millones de euros, de los que 16 millones ya comenzaron a abonarse a los beneficiarios.

Sin comprobación

Estas medidas serán también aplicables a las ayudas para inversiones en explotaciones agrícolas, a las de incorporación de jóvenes al campo, a las de desarrollo de pequeñas explotaciones y a las destinadas a apoyar la transformación y comercialización de productos agrarios. En materia forestal, se verán favorecidas las subvenciones para la prevención de los daños causados en los bosques por incendios, desastres naturales y catástrofes en montes vecinales y en sociedades de fomento forestal; las de creación de superficies forestales y las destinadas a acciones silvícolas de prevención de los daños causados por incendios, desastres naturales y para el incremento de la capacidad de adaptación y del valor ambiental de los ecosistemas forestales.

Ayudas no cofinanciadas

En el caso de las subvenciones no cofinanciadas por el Feder, Medio Rural también podrá emplear este tipo de controles. Así, las comprobaciones sobre el terreno para verificar que el proyecto a subvencionar no está comenzado antes de la resolución de la concesión podrán ser sustituidas por cualquier prueba documenta suficiente, incluidas las fotografías georreferenciadas y la declaración responsable del solicitante de la ayuda en la que manifieste que no inició el proyecto.

El conselleiro de Medio Rural, José González, explicó además que la Xunta anticipará hasta un 50 % —hasta ahora estos solo eran del 10 %— de las ayudas agrícolas, ganaderas y de desarrollo rural de las convocatorias cofinanciadas por los fondos europeos, las de los planes de mejora y desarrollo de las pequeñas explotaciones y las de la iniciativa Leader. Esto supone que se adelantarán 18,5 millones de euros sin necesidad de que el interesado aporte un aval bancario. Por otro lado, el plan prevé la firma de un convenio con las entidades financieras para el anticipo de las ayudas de la PAC correspondientes al 2020, que ascienden a 210 millones de euros y que suelen cobrarse entre octubre y diciembre. «Estamos traballando coas entidades para que, se o agricultor ou gandeiro precisa cartos, se lle poidan anticipar», añadió González.

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
1 votos
Comentarios

Cerca de 300 millones para inyectar liquidez al campo gallego