Medio Rural reclama que se duplique la cantidad de vino que se puede usar en la cosecha siguiente

La consellería quiere fortalecer la comercialización y la internacionalización del sector tras la crisis del covid-19


Redacción / La Voz

El sector vitícola gallego es uno de los que más está sufriendo las consecuencias del confinamiento. El cierre de la hostelería ha provocado una caída en el número de pedidos que están recibiendo las bodegas gallegas y ha llevado a la Consellería do Medio Rural a buscar una estrategia para combatir el problema. Su titular, José González, mantuvo ayer un encuentro con los presidentes y gerentes de las denominaciones de origen, en el que se acordó reorientar la estrategia de dinamización económica, procurando fortalecer la comercialización del producto y su internacionalización. También se apostó por pedir al ministerio que permita duplicar la cantidad de vino que se puede utilizar en la cosecha del año siguiente, pasando del actual 15 % de la producción al 30%.

Uno de los puntos que centró la reunión fue la cosecha del 2020, que viticultores y bodegueros gallegos comenzarán a recoger dentro de unos meses. Medio Rural quiso trasladar su apoyo al sector para incentivar la venta del consumo de los vinos gallegos entre la población, pero también para buscar fórmulas que eviten que la crisis actual repercuta en la vendimia. En este sentido, se apostó por instar al Ministerio de Agricultura a que permita duplicar el aprovechamiento de la cosecha de un año para otro. Actualmente, la mayoría de los reglamentos de las denominaciones de origen vitícolas gallegas permiten que un máximo de 15 % de la producción pueda mezclarse con la del año siguiente. El sector quiere que esta cifra se incremente este año, de forma excepcional, hasta el 30 %. «É unha medida que consideramos positiva pensando en que vai haber un excedente e que podería facer de colchón», asegura Samuel Lago, de Unións Agrarias. Y es que el vino del 2019 que quedó sin vender por el cierre de la hostelería empezará a perder valor en cuanto la cosecha del 2020 llegue a los mercados.

En el encuentro también se propuso reorientar la estrategia de dinamización económica, territorial y turística de las comarcas vitivinícolas de Galicia. Sector y consellería trabajarán conjuntamente con la Fundación Juana de Vega, que está desarrollando dicha estrategia, con el objetivo de fortalecer la comercialización del producto y su internacionalización con el fin de paliar las consecuencias de la actual crisis.

El 60 % de las ventas

Durante el encuentro se analizaron también los datos de la consultora Nielsen, que establece que el canal de la hostelería y el de la restauración concentran el 60 % de las ventas del sector del vino gallego en volumen y el 65 % en valor. Antes de la crisis, las bodegas comercializaban en el mercado español 36 millones de botellas, con una facturación superior a los 183 millones de euros, datos que convierten a Galicia en la tercera comunidad autónoma de España en facturación. El mismo informe corrobora que las ventas en el canal de la alimentación y la venta online han subido notablemente, pero esto no compensa de ninguna manera las pérdidas registradas por el cierre de la hostelería.

Más de ochenta bodegas se suman a Mercaproximidade

La apertura de nuevos canales de venta será uno de los objetivos de la nueva estrategia del sector vitícola, explican desde la consellería. La digitalización y el auge de la venta para consumir fuera del establecimiento se perfilan como las alternativas al cierre de la hostelería, canal que hasta ahora asumía la mayor parte de las ventas del vino gallego. Entre estos nuevos canales destaca Mercaproximidade, la iniciativa puesta en marcha por la Xunta para acercar a productores y a grandes cadenas de distribución con el fin de dar salida a los productos que antes demandaba la hostelería. En esta nueva red están participando también activamente las bodegas gallegas.

Explican en Medio Rural que la creación de esta red está teniendo un impacto positivo en las ventas de los vinos gallegos, como ya se recogen en algunos informes elaborados por la consultora Nielsen. Actualmente, más de 450 productores e industrias agroalimentarias de toda Galicia se han sumado a este canal, lo que les permite comercializar sus productos a través de las grandes superficies, pues la mayoría de las que operan en Galicia participan también en este proyecto. En esta nueva fórmula de comercialización están también incluidos los vinos con denominación de origen gallegos, así como los licores. De hecho, explica la consellería, un total de 83 bodegas y tres productores de aguardientes y licores comercializan sus productos a través de Mercaproximidade.

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
2 votos
Comentarios

Medio Rural reclama que se duplique la cantidad de vino que se puede usar en la cosecha siguiente