Agricultura no detecta subidas anómalas en el precio de los alimentos

El ministerio reunió por videoconferencia al Observatorio de la Cadena Alimentaria para comprobar si algunos productos habían experimentado incrementos injustificados


Redacción / La Voz

El Ministerio de Agricultura está realizando un seguimiento pormenorizado de la evolución de los precios al consumo de una amplia gama de alimentos, tanto en el mercado mayorista como en los puntos de venta al consumidor. Con el fin de detectar si estos habían sufrido un incremento injustificado durante la crisis causada por el coronavirus, la entidad reunió al Observatorio de la Cadena Alimentaria. Los datos corroboran, aseguran en el ministerio, que no ha habido subidos anómalas de precio en los alimentos, a pesar de la fuerte demanda que estos han experimentado durante la últimas semanas.

Según los datos del panel de consumo alimentario, desde la semana 11 -previa a la declaración del estado de alarma- hasta la 16 -la última de la que se disponen datos- no se han observado movimientos que puedan indicar la existencia de operaciones especulativas que provoquen incrementos de precios anómalos, frente a lo que el ministerio asegura estar vigilante. Además, el Índice de Precios al Consumo (IPC) del mes de marzo apenas varió un 0,1 %.

Según el secretario general de Agricultura y Alimentación, Fernando Miranda, todos los agentes de la cadena alimentaria han tenido que soportar mayores costes debido a la crisis sanitaria, como la adquisición de equipos de protección individual y la adaptación de nuevos requisitos higiénico-sanitarios en los centros de acondicionamiento y manipulación de los productos, sin que estos costes se hayan trasladado de manera significativa a los precios finales al consumo. La cadena alimentaria, ha añadido, ha funcionado en su conjunto en el curso de una de las mayores crisis a las que se ha enfrentado la sociedad.

Por otro lado, Miranda ha asegurado que el ministerio realizará durante este año la actualización de un primer grupo de estudios sobre la cadena de valor y la formación de precios, que incluyen al aceite de oliva, leche líquida, melocotón y nectarina. Productos que han sido seleccionados previa consulta con los sectores y las comunidades autónomas. Con esta medida se atiende la decisión tomada por el observatorio en su anterior reunión de retomar la realización de estos estudios, pues son una herramienta muy útil para obtener información fiable sobre la formación de precios en la cadena alimentaria.

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
0 votos
Comentarios

Agricultura no detecta subidas anómalas en el precio de los alimentos