El eucalipto mantiene el reinando en la hucha de los gallegos, que se abre al pino

Los aprovechamientos de madera sumaron 9,7 millones de metros cúbicos en 2019


Redacción / La Voz

Cuando un gallego avista en el horizonte una crisis, clama al cielo, pero también mira al monte. La producción forestal no solo pagó los estudios de muchos licenciados, también hizo que la tormenta económica desatada en el 2008 no fuera tan destructiva para muchas familias. Ahora con el coronavirus salpicando de incertidumbre los mercados, la madera vuelve a estar ahí, aunque a aquellos montes talados tras la quiebra de Lehman Brothers todavía les quedan unos cinco años para una nueva corta. Pero en Galicia será por monte. Los últimos datos de la Consellería de Medio Rural sobre aprovechamientos madereros correspondientes al 2019 dibujan de qué está hecho un colchón que en estos tiempos tan complicados, pese a las dificultades, continúa produciendo.

Aunque los números del 2019 muestran, una vez más, el claro dominio del eucalipto, se observa un pequeño repunte de las solicitudes de corta de pino, tanto en la variedad pinaster como radiata. Durante ese año, las solicitudes de aprovechamientos tanto en montes privados como públicos alcanzaron los 9.703.422 millones de metros cúbicos de madera (un 97 % son de montes de gestión privada), de los que un 60,85 % procede de frondosas (un 95,2% de ellas de eucalipto), mientras que el 39,15 % restante proviene de pino. En los montes privados, la media de aprovechamiento de madera por expediente estuvo en 100,54 metros cúbicos. Pero mucha de esa madera todavía está en el monte, ya que las empresas guardan unos stocks que van cortando en el plazo de entre 3 y 6 meses.

Esos porcentajes muestran un ligero ascenso de cerca de un 3 % en los aprovechamientos de coníferas, frente a un pequeño descenso del eucalipto (poco más de ese mismo 3 %). Sobre esta variación pueden hacerse varias lecturas. Desde la Consellería de Medio Rural lo atribuyen a un incremento de la demanda de la madera de pino por parte del sector del mueble y de la construcción, mientras que desde la Federación Empresarial de Aserraderos y Rematantes de Madera (Fearmaga) matizan además que durante el primer semestre del 2019 el mercado de las coníferas experimentó una recuperación importante con respecto a la caída experimentada durante años anteriores.

Ese buen comportamiento, en cambio, se ralentizó en el segundo semestre, añaden desde la asociación, «debido a la incertidumbre en el mercado internacional provocada por factores tan dispares como la entrada de madera a precios más competitivos desde Sudamérica, la guerra de aranceles que mantiene Estados Unidos con China, la ola de inundaciones que tuvieron lugar en el Levante español y que arrasaron con muchas cosechas, las tormentas del sur de Francia o que China dejara de surtirse de madera en Galicia».

Después de esa ralentización, ahora el pino vuelve a tener demanda, al igual que el eucalipto. Pero más allá de los giros que está dando el mercado, el monte gallego continúa jugando su papel de salvavidas con usos que, poco a poco, van multiplicándose.

La demanda de celulosa, cajas y palés para alimentación sostienen al sector

Muchas de sus actividades han sido declaradas esenciales y permiten seguir trabajando

El sector forestal es esencial. Lo es porque, como explica la secretaria general de Federación Empresarial de Aserraderos y Rematantes de maderas de Galicia, Ana Oróns, surte a la industria agroalimentaria y también a toda la industria de celulosas para fabricar productos con alta demanda en estos días de angustia como el papel higiénico, los pañuelos de papel, los pañales o las toallitas.

Explica que más allá de la alta demanda de eucalipto que está habiendo, tras la ralentización del mercado del pino experimentada en el segundo semestre del 2019, ahora vuelve a haber demanda de esta madera. «Eso está salvando al sector», dice. ¿Por qué? Porque buena parte de los aserraderos e industrias transformadoras de Galicia hacen palés para el transporte de productos, pero también cajas en las que llevar frutas u hortalizas.

Seguir leyendo

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
16 votos
Comentarios

El eucalipto mantiene el reinando en la hucha de los gallegos, que se abre al pino