Alimentos de sectores en crisis para ayudar a los más desfavorecidos

Fademur utiliza la ayuda económica donada por Red Eléctrica para adquirir productos de explotaciones agroalimentarias y distribuirlos a entidades benéficas próximas


Redacción / La Voz

El período de cuarentena está afectando de manera muy diversas a las explotaciones agrarias. Mientras una siguen trabajando con normalidad, otras han visto como sus pedidos caían drásticamente por el cierre del sector hostelero o de los mercados municipales. En Fademur, la Federación de Mujeres Rurales, han encontrado una solución que permite, al mismo tiempo, ayudar a las explotaciones en crisis y a las familias sin recursos. Cuentan para ello con la colaboración de Red Eléctrica de España, que hará una donación económica diaria, de lunes a viernes y hasta que termine el estado de alarma, que permitirá adquirir esas producciones.

«El período de cuarentena ha trastocado los hábitos de consumo, a la vez que ha cerrado algunos canales de distribución», aseguran en Fademur. Para ciertos sectores, «la situación es insostenible», añaden en la Unión de Pequeños Agricultores (UPA). Pero es que, a mayores, esto no supone un problema solo ahora, «puesto que el almacenamiento hará que los precios caigan cuando retomemos la actividad habitual», añaden.

Ante esta situación, Fademur y Red Eléctrica Española han firmado un acuerdo en el que ambas entidades se unen para ayudar a los productores del sector agroalimentario que están atravesando más dificultades. Contarán, en esta tarea, con la ayuda de UPA. La colaboración consisten en una donación diaria por parte de REE, mientras que Fademur se encargará de elegir a las producciones que se beneficiarán de estas ayudas. La federación de mujeres rurales se encargará de distribuir la ayuda entre las producciones más dañadas y los diferentes territorios, priorizando aquellas explotaciones familiares más pequeñas y las dirigidas por mujeres. Compensará los costes de producción de los alimentos, que serán donados a una entidad social cercana para minimizar también la huella de carbono producida por el transporte. El proyecto será difundido a través de las redes sociales, donde se publicarán vídeos y otros materiales bajo el #Alimentos_solidarios.

Primeras compras

La campaña se puso ayer en marcha, con la distribución de tres producciones en Madrid, Castilla-La Mancha y Andalucía. Una parte se ha destinado a la comprar de trescientos quesos frescos de cabra y de vaca de la quesería La Maliciosa, en El Bolao. La mitad de ellos fueron recogidos por los voluntarios de Sierra Norte y entregados a Cáritas. La otra mitad será distribuida por los servicios sociales municipales de Manzanares El Real y El Boalo-Cerceda-Matalpino.

Otra parte de este proyecto ha permitido distribuir 140 docenas de huevos de corral de Granja de la Abuela Pilar, en Albacete, a la Cruz Roja de la zona, que atiende a ochenta familias sin recursos. Por último, se han comprado 300 kilos de tomates de la explotación que María Victoria tiene en Almería, finca que aún no se había recuperado de los daños ocasionados por la tormenta Dana. «Nos pusimos en contacto con Servicios Sociales para mapear los lugares que no estaban bien cubiertos y, así, pudimos identificar residencias de mayores, casas de acogida de mujeres y asentamientos de inmigrantes en situación irregular, a quienes haremos esta primera entrega de alimentos», añaden desde Fademur.

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
1 votos
Comentarios

Alimentos de sectores en crisis para ayudar a los más desfavorecidos