Coronavirus en el sector agrario: suspendidos los permisos de quema y los plazos para solicitar la PAC

La consellería establece un protocolo que garantiza la prestación de servicios a ganaderos y agricultores, así como la operatividad de los servicios de lucha contra incendios y el ministerio reclama a la Comisión Europea ampliar el plazo de solicitud de las ayudas al 15 de mayo


Redacción / La Voz

La Consellería do Medio Rural ha diseñado un protocolo para tratar de garantizar la prestación de servicios a los ganaderos y agricultores, al tiempo que cumple con las restricciones que implica la declaración de emergencia sanitaria. La entidad reducirá al mínimo la atención en sus oficinas y optará por el teletrabajo para buena parte de sus empleados. Pero también dispondrá de servicios mínimos para luchar contra los incendios, atender las necesidades de ganaderos y agricultores y cuidar de los animales y cultivos de sus centros de investigación. La principal restricción que implica este protocolo es que se suspende la realización de quemas en terrenos rústicos hasta nuevo aviso. Otra de las medidas que toma la Administración es la de suspender los plazos para la tramitación de procedimientos administrativos, entre ellos de los de las ayudas de la PAC. Ante esta situación, el Ministerio de Agricultura ha puesto en marcha la tramitación de una orden ministerial que establecerá el 15 de mayo como fecha tope para presentar la solicitud única para la campaña 2020 en todo el territorio nacional. En base a la reglamentación comunitaria a día de hoy, esa es la fecha máxima hasta la que puede ampliarse el plazo sin modificar dichos reglamentos. 

Medio Rural informa de que la realización de quemas en terrenos rústicos está prohibida hasta nuevo aviso, tal y como publicaba ayer la Xunta en el Diario Oficial de Galicia en la resolución sobre la situación de emergencia sanitaria como consecuencia de la evolución de la epidemia del coronavirus COVID-19 En el punto décimo quinto de esa norma se deja claro que se suspenden esas prácticas y también quedan sin efecto las autorizaciones y comunicaciones de quemas ya notificadas o efectuadas. Igualmente, se suspende la solicitud de nuevas autorizaciones, así como la posibilidad de realización de nuevas comunicaciones para quemas en terrenos rústicos. Además, la consellería pide la colaboración de los vecinos para que extremen las precauciones y denuncien cualquier actividad delictiva incendiaria de la que tengan conocimiento, tanto a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado como a través del teléfono anónimo de denuncias de estas conductas, el 900.815.085. «Insistimos en que, ata novo aviso, non está permitido o uso do lume para ningunha actividade agrícola e forestal», insiste la Xunta.

Listado telefónico

Por otro lado, la Xunta ha habilitado una serie de teléfonos, que se pueden consultar en su página web, donde a partir de mañana se atenderán todas las cuestiones relacionadas con los diferentes departamentos de la consellería, tanto en la central como en las delegaciones. La presencia del personal en las oficinas se reducirá al mínimo, quedando solo el que sea imprescindible para garantizar su funcionamiento. Se ha diseñado también un protocolo de limpieza de oficinas, puntos de encuentro y vigilancia y hasta de los vehículos que utiliza el personal, con el fin de limitar las posibilidades de transmisión del virus.

En cuanto al personal de campo, se mantendrá el mínimo para hacer las inspecciones en las explotaciones y establecimientos, además de que se mantendrá operativo el sistema de alerta veterinaria de Galicia. Funcionará, aunque en servicios mínimos, el laboratorio de sanidad vegetal, así como el centro de recursos zoogenéticos de Galia. Lo mismo se hará en los diferentes centros de investigación, donde solo habrá el personal esencial para cuidar de los rebaños o los cultivos. Seguirá funcionando también, aunque con menos personal, el centro tecnológico de la carne y Xenética Fontao.

Medio Rural suspende también todo tipo de actividad presencial, de registro y de atención al público en las oficinas agrarias comarcales y de los distritos forestales. Aún así, estas permanecerán abiertas para autorizar trámites que no puedan realizarse de forma telemática, como las autorizaciones de traslado de ganado y las certificaciones sanitarias internacionales para mover animales. En estos casos se atenderá de forma presencial y solo mediante cita previa.

Las ayudas de la PAC

El estado de alarma provoca una suspensión de los plazos para tramitar los procedimientos administrativos, así como de los plazos de prescripción y caducidad de otros trámites. Y esto afecta directamente a las ayudas de la Política Agraria Común (PAC), que se encuentran en pleno proceso de solicitud. Los interesados disponían hasta el 30 de abril para reunir y cubrir toda la documentación, un proceso que normalmente realizaban a través de las organizaciones agrarias, que ahora tienen limitada la atención al público. Es por ello que España ha pedido a la Comisión Europea la ampliación del plazo máximo de presentación de la solicitud única hasta el 15 de junio. En breve, el ministerio iniciará la tramitación de un reglamento de ejecución para ampliar al máximo el plazo para presentar esas solicitudes.

Por otro lado, el Fondo Español de Garantía, en colaboración con las comunidades autónomas, fomentarán los procesos de presentación telemática de la solicitud y reforzará las distintas alternativas que permitan aprovechar al máximo estos mecanismos, para que puedan seguir presentándose mediante estos medios el máximo número de solicitudes. Esto incluye tanto la presentación telemática directamente por parte del agricultor, como los mecanismos de presentación telemática por parte de las entidades colaboradoras. Las autoridades competentes de las comunidades autónomas proporcionarán las instrucciones pertinentes a tal efecto. 

Incendios forestales

En cuanto a los servicios de prevención de incendios, se mantienen activos. Pero solo deberán acudir de forma presencial los responsables de cada uno. Los agentes forestales deberán estar localizables y a una distancia que puedan recorrer antes de 30 minutos del punto de encuentro. La brigada helitransportada tendrá la mitad de efectivos, mientras que el resto tendrán que estar localizables. Las brigadas antiincendios deberán acudir a sus puestos de trabajo con el equipo puesto y, durante un incendio, mantener una separación de un metro entre los operarios. Además, se reduce el número máximo de componentes de una brigada a cuatro.

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
2 votos
Comentarios

Coronavirus en el sector agrario: suspendidos los permisos de quema y los plazos para solicitar la PAC