Colleiteiros de O Ribeiro piden que se clasifiquen los vinos según el origen

La asociación propone una moratoria para retirar la variedad palomino en el 2030 y que no se amparen más plantaciones


ourense / la voz

La Asociación de Colleiteiros Envasadores de O Ribeiro quiso dar este jueves un paso al frente y poner sobre la mesa cuál creen que debe de ser el modelo de explotación de la denominación de origen más antigua de Galicia para liderar la revolución en el viñedo gallego. Tiene que ser, aseguran los portavoces de un colectivo que aglutina a una treintena de profesionales del sector, una apuesta inexcusable e inaplazable por la calidad y por la excelencia. Para esa «rexeneración» de la marca Ribeiro ponen sobre la mesa una batería de medidas basadas en el «rigor técnico» y la «tolerancia cero co fraude».

De entre las propuestas que lanzaron a la opinión púbica los colleiteiros de O Ribeiro hay dos que reabren un debate que lleva tiempo detrás de las fricciones que se generan en el Consello Regulador. Por un lado, consideran que el reposicionamiento de la marca Ribeiro en los mercados debe pasar por una clasificación de los vinos en función de su origen. La propuesta que lanza este colectivo de profesionales del sector apunta a una primera categoría denominada Viño de Colleita de Calidade Diferenciada, que tendría que estar elaborado por variedades autóctonas con un productor elaborador y con prácticas sostenibles. Una segunda categoría sería para los Viños de Parroquia. Elaborados al 100 % con variedades autóctonas que procedieran de una parroquia determinada. El tercer escalón sería el de Viños de Val, es decir que se abriría el abanico a uvas de un mismo valle. La cuarta categoría pasaría a denominarse Viño de Castes, donde la limitación estaría en que tendrían que pertenecer las uvas a la D. O. Ribeiro y siempre de variedades autóctonas al 100 %. La última división sería para el Viño Xenérico, que sería el preparado con variedades autorizadas. «É so unha proposta sobre a que se pode debatir», explicó Alberto Úbeda, vicepresidente de la asociación de colleiteiros de O Ribeiro.

Otro melón que abren es el del futuro de las fincas cargadas de palomino. La variedad creció a sus anchas en la época en que el Ribeiro apostó por el precio como su gran baza. El colectivo considera que ha llegado el momento de ponerle fecha de caducidad y que no se debe amparar ninguna plantación más. La fecha que fijan como tope para su desaparición sería el 2030. «A súa presenza beneficia a moi pouca xente», señaló.

En su propuesta de futuro también aparecen críticas al modelo actual de gobierno del Consello Regulador, donde consideran que los colleiteiros no tienen el peso que se merecen. Apuntan, como dato, que suponen el 10 % de la producción de vino de la denominación y que ese porcentaje sube hasta el 20 % si se habla tan solo de variedades autóctonas. Consideran que su representación en los órganos de gobierno es «inxusta».

El director de Fenavin analizará los mercados nacionales e internacionales en San Clodio

Este sábado, 7 de marzo, el Consello Regulador de la D. O. Ribeiro organiza una conferencia-debate bajo el título «Oportunidades en los mercados nacionales e internacionales para los vinos de la D. O.». Esta acción se llevará a cabo en el Monasterio de San Clodio de Leiro, a partir de las 10.20 horas y se enmarca en la programación de actividades formativas y divulgativas bajo el lema «Onde o mundo se chama Ribeiro». La entrada es libre y gratuita. En esta acción se analizará, a través de las miradas complementarias de Manuel Juliá Dorado, director de la Feria Nacional del Vino (Fenavin) y Manuel Villanueva de Castro, director general de contenidos de Mediaset y embajador del vino de Fenavin, la realidad actual del mercado del vino, tanto a nivel nacional como internacional, así como el reto de los vinos del Ribeiro de ganar presencia en ellos.

El objetivo de la jornada, según explica el presidente del consejo regulador, Juan Casares, es «revalorizar el Ribeiro como enocomarca histórica vitivinícola, proyectando su territorio, su saber hacer, su imagen y la de sus vinos, en líderes de opinión y ganarlos para la causa Ribeiro de forma que puedan actuar como nuestros embajadores en el mercado». Considera Casares que dentro de las acciones a desarrollar en el marco del plan estratégico del Ribeiro buscan invitar a todos los actores a jornada de trabajo para enriquecer su proyecto.

El director de Fenavin centrará su intervención en el análisis de las tendencias del mercado, desde una visión general de los vinos españoles y del Ribeiro.

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
1 votos
Comentarios

Colleiteiros de O Ribeiro piden que se clasifiquen los vinos según el origen