«Con buenas prácticas silvícolas se podría llegar a doblar la productividad forestal»

José Leonardo de Moraes, profesor e investigador brasileño y uno de los mayores expertos, explicará hoy en Foz la importancia de abonar, de controlar la maleza y de ordenar usos del suelo

El profesor e investigador José Leonardo de Moraes y el gerente de Viveros Mañente, Enrique Candia.
El profesor e investigador José Leonardo de Moraes y el gerente de Viveros Mañente, Enrique Candia.

FOZ / LA VOZ

El profesor de Ciencias Forestales de la Universidade de São Paulo (Brasil), investigador y coordinador científico del Programa Cooperativo de Silvicultura y Gestión del Instituto de Investigación y Estudios Forestales (IPEF), José Leonardo de Moraes Gonçalves, analizará este jueves en Foz (Sala Bahía, 19 horas) los factores que condicionan el crecimiento y la productividad de las plantaciones de eucalipto y pino. Experto en nutrición de masas forestales y en el estudio de la composición de los suelos, compartirá conocimientos con propietarios y empresas forestales de diferentes puntos de la cornisa cantábrica que acudirán al acto abierto al público en el que también intervendrán Juan Picos, director de la Escola de Enxeñería Forestal y Enrique Candia, gerente de la empresa focense Viveros Mañente, que organiza la charla.

Tras visitar plantaciones en la zona y conocer el sector de primera mano, el investigador brasileño reconoce que la producción de eucalipto en la región «tiene mucho potencial mejorando la nutrición de los árboles. Buena parte de los suelos aquí son poco fértiles y es necesario abonar las plantaciones. Hoy se abona, pero es poco para atender el hambre y la necesidad de la planta. Creo que habría que mejorar el abono». Otro de los factores, a su juicio importante, es el cuidado de las parcelas: «Otra cosa que necesitan es controlar las malezas, porque éstas compiten con los árboles por el agua y por los nutrientes [..] Adoptando buenas prácticas silvícolas se podría llegar a doblar la productividad forestal». De Moraes defiende también la necesidad de valorar la composición de los suelos: «Aquí muchos suelos son pobres en fósforo». También aprecia en algunos terrenos deficiencias de nitrógeno, cobre, boro y calcio, además de destacar el aprovechamiento de la biomasa, «muy rica en nutrientes». Sostiene que el eucalipto globulus y nitens son especies adecuadas para la zona, sin olvidar la plaga de la Mycosphaerella —recuerda que Viveros Mañente lanzó un eucalipto nitens con resistencias al hongo—: «Cuando una planta está estresada por falta de nutrientes es más fácil que la dolencia la invada».

Gestión

De Moraes, coordinador del IPEF, que agrupa a empresas y productores forestales con más de 3,5 millones de hectáreas de plantaciones de eucaliptos y pinos, da consejos a los titulares para gestionar el monte, conociendo la situación de minifundismo: «Hay que ver la gestión del monte como un negocio propio. Tiene que ser negocio de una región, de un grupo de productores, que puedan vender esa madera para hacer laminados, chapa, para producir energía… y así se revaloriza. En Brasil, los pequeños propietarios generalmente están asociados en una cooperativa. Los productores de leche tienen la de la leche; los de café, la del café. Eso potencia un agronegocio. Los productores se beneficiarían a la hora de afrontar costes y riesgos. Hoy el pequeño productor en Brasil no conseguiría sobrevivir sin estar vinculado a una cooperativa». Lo ideal para los pequeños propietarios «sería agregar valor a esa madera». Destaca el potencial gallego y ve posibilidades para instalar empresas para darle ese valor añadido y generar empleo: «¿Por qué solo vender madera si usted se puede beneficiar más? Aquí tienen área, muchos productores y una producción maderera significativa». El investigador brasileño aboga por cerrar en Galicia ciclos productivos y por la transformación en aserraderos, biomasa para producir energía, laminados...: «Los chinos están viniendo aquí a Galicia a comprar madera. Tienen pequeñas fábricas para hacer laminado [..] Compran aquí materia prima para industrializarla allí».

«El negocio forestal es excelente y España está en la UE, que es un mercado fantástico»

El experto destaca que «Galicia tal vez sea una de las comunidades que tiene uno de los mayores potenciales forestales. Tienen buen clima, buena humedad, unas de las mejores tierras que vi de la Península para plantación forestal. Es una de las mejores áreas para eucalipto y pino. El negocio forestal es excelente y tienen que pensar que España está en la Unión Europea, que es un mercado fantástico, que importa productos madereros lejos. Produciendo aquí tendrían una ventaja competitiva muy grande. Eso si, se necesita ordenar». Sostiene que son los gobiernos y no el pueblo los que tienen que determinar los usos del suelo. Además de proteger los recursos, destaca las posibilidades que se abren en otros sectores: «El turismo es uno de los grandes negocios y para desarrollarse necesita de áreas bien conservadas». No oculta que en Brasil, como en otros lugares, el ecoturismo está creciendo, «y aquí tiene un potencial muy grande».

Las exigencias medioambientales también han cambiado: «Están todas las empresas y comunidades trabajando para ser sostenibles y eficientes [..] En el negocio forestal el balance de carbono es muy favorable; hay más retención de carbono que emisión». Otro de los factores a tener en cuenta es la certificación forestal, indica el especialista: «Es un sello que acredita que usa buenas prácticas sociales, ambientales y económicas». Defensor de la ordenación de usos del terreno, asegura que en su país el mosaico y la biodiversidad están regulados por ley: «En Brasil se usa para plantar eucalipto el 50 o el 60 % del área (parcela) y el resto, es todo conservación (vegetación nativa-activa, ríos…). Y en esas plantaciones, si no estuviera el eucalipto, no habría conservación. Allí hay municipios que pagan a propietarios para conservar el área». Abonan —explica— el Pagamento de Servizos Ambientais, «previsto también en la certificación forestal». Y frente a los que cuestionan los daños del monocultivo, él asegura: «La calidad de la tierra se puede mejorar. Existe tecnología para mitigar ese hecho, pero falta plantearse el uso de la tierra».

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
8 votos
Comentarios

«Con buenas prácticas silvícolas se podría llegar a doblar la productividad forestal»