La producción de uva en el Ribeiro cayó a la mitad en quince años

El Consello Regulador impulsará un paquete de medidas para revitalizar el sector en la comarca


ourense / la voz

La capacidad para producir uva en la Denominación de Origen Ribeiro cayó a la mitad en los últimos quince años. Esa es una de las principales conclusiones de un estudio elaborado por expertos de tres universidades, que fue financiado por la Diputación de Ourense, y que se presentó este sábado en sociedad. Esta tendencia descendente se aceleró en la presente década y en particular en los años más recientes. De hecho, en el trienio 2016-2018 la caída fue del 36,3 %.

¿Por que produce cada vez menos vino Ribeiro? Los expertos apuntan a dos factores principalmente. El primero, la reducción de la superficie activa en la DO y la segunda el descenso de los rendimientos por hectárea. La contracción de la superficie explica algo más de la tercera parte de la reducción del volumen de uva producido, pero a este factor hay que sumar el de la alta edad media de los viticultores -cerca de la mitad tienen más de 65 años-. Tampoco ayuda, aseguran los expertos, la fragmentación parcelaria. En la DO hay 1.374 hectáreas que se dividen en 20.542 parcelas. La consecuencia es que la superficie media de las parcelas es inferior a los 700 metros cuadrados.

El análisis por variedades muestra un claro incremento en los últimos años de las variedades preferentes, que representaba el 22,3 % de la producción de la DO en el 2004 y que pasó a superar el 50 % en el 2013 y a alcanzar el 67 % en el 2018.

La estructura de las bodegas es heterogénea en el ámbito de la DO. Hay cuatro cooperativas (34,1 % del vino comercializado), cuatro bodegas con más de 400.000 litros, 31 bodegas d emenos de esa cantidad (27 % comercializado y 63 colleiteiros (6,6 %).

Los expertos establecen que Ribeiro se centra en producir un vino con un enfoque muy orientado al producto y no tanto a los mercados y con bajos niveles de diferenciación.

Soluciones

En el acto de clausura, el presidente del Consello Regulador, Juan Manuel Casares, anunció la puesta en marcha de una serie de medidas dirigidas a revitalizar el tejido productivo de este territorio. El futuro tiene que pasar, apuntó, por cuatro frentes: elaboración de un plan de acción para el período 2020-2021, una mesa de diálogo permanente entre bodegas y viticultores, elaboración de un estudio de costes de producción de la uva y la ejecución de las reformas necesarias en la política de promoción para potenciar la marca Ribeiro. «O Ribeiro é unha enocomarca porque o viño é o seu motor económico. Do que nós fagamos, dependerá en gran medida o futuro deste territorio», concluyó.

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
4 votos
Comentarios

La producción de uva en el Ribeiro cayó a la mitad en quince años