Cortes de carreteras en Jaén por las protestas de los agricultores

La protesta, protagonizada por los olivareros, se enmarca dentro del calendario de movilizaciones previsto por las tres principales organizaciones agrarias

;
Los olivareros de Andújar protestan cortando la A-4 Los agricultores jienenses solicitan al nuevo Gobierno una subida de los precios del aceite de oliva

EP / La voz

Los agricultores han vuelto a salir a la calle. Si ayer colonizaron la inauguración de Agroexpo, donde protagonizaron un enfrentamiento con las fuerzas policiales desplegadas en la zona, hoy impidieron el tráfico de vehículos en la A-4 a su paso por La Carolina, en Jaén, además de en otras carreteras de la provincia. Las protestas se enmarcan dentro del calendario de mobilizaciones convocado por las principales organizaciones agrarias para reclamar unos precios justos para el sector del campo. En esta ocasión fueron un centenar los olivareros que cortaron el tráfico mediante la quema de neumáticos.

Según informa Europa Press, en La Carolina, los hechos ocurrieron alrededor de las ocho y media de la mañana. Una hora después del corte, la Dirección General de Tráfico informaba de retenciones en ambos sentidos que superaban los ocho kilómetros. Hasta el lugar se desplazaron efectivos de la Guardia Civil y bomberos, que trataron de normalizar la situación. Para este jueves la Subdelegación del Gobierno en Jaén había autorizado a las organizaciones agrarias cortes programados entre las once de la mañana y la una de la tarde en la A-4 en Andújar, en la A-44 en el Puerto de Carretero, en la A-316 en Torredelcampo y en la A-32 en Úbeda. Pero el de La Carolina no contaba con autorización.

Por su parte, las organizaciones agrarias reivindicaron ayer que la crisis del olivar es «Un asunto de Estado». Asaja, UPA, COAG, Infaoliva y Cooperativas Agro-alimentarias han participado en las marchas en defensa del sector y en los cortes que se registraron en las principales vías de comunicación. Para Luis Carlos Valero, portavoz de Asaja-Jaén, las movilizaciones son «un llamamiento de atención» al Gobierno. «Es inadmisible que nos maltraten de esta manera, el olivar debe ser un asunto del Estado por los bajos precios que se imponen desde Europa a los agricultores». «La paciencia se ha acabado, hay que decir basta, por eso estamos aquí, porque nos cuesta dinero producir los alimentos para la gente y, encima, nos quieren ningunear», lamentó. Desde Asaja declararon que «los políticos se han olvidado de los agricultores», pero que el campo «no se puede ningunear» y «se ha acabado jugar con nosotros».

Cristóbal Cano, secretario general de UPA-Jaén, subrayó que «estamos aquí porque nos jugamos el futuro de nuestra provincia». «Si dejamos caer el sector del olivar, Jaén se muere, por lo que vamos a ser vehementes con las movilizaciones a las que damos continuidad y no vamos a parar hasta que haya medidas estructurales», apuntó. «No pedimos nada imposible, no estamos luchando por nada romántico, solo estamos luchando por poder seguir trabajando y vivir dignamente de esta actividad, por su presente y su futuro», señaló Cano. Pidió que las administraciones públicas «deben velar» por el desarrollo de todos los sectores económicos y, especialmente, «por los más vulnerables, como la agricultura y la ganadería».

El secretario general de COAG Andalucía, Miguel López, también participó en las movilizaciones y  declaró que «asistimos a un proceso de desmantelamiento». «Estamos viendo cómo el valor añadido que corresponde al producto y la producción se lo queda la industria y la distribución en el camino», apuntó. Explicó  que son los distribuidores quienes «ponen precio y se reparten los beneficios», mientras que a los agricultores «no nos dejan ni para pagar el nivel de endeudamiento». «Estamos en situación de crisis sin precedentes, con mecanismos recogidos en la política agraria comunitaria que no se ponen en marcha, nos toman el pelo, nos desprecian, esto es inaceptable», ha dicho López. Desde COAG han hecho hincapié en que el sector vive «una situación de crisis estructural, que necesita que el Gobierno ponga orden» y acabe con «la mafia italiana que tenemos en Andalucía». Ha rechazado que la razón sea por «un problema de falta de equilibrio de oferta y demanda», es más, ha declarado que «es un problema de fraude» y que «hasta que no se resuelva, no pararemos».

Manuel Alfonso Torres, presidente de Infaoliva Jaén, destacó que «la lucha contra el vaciado rural y por la defensa de más de cien mil familias que viven de este sector en Jaén comienza aquí. Lo único que pedimos es que se articulen y pongan en marcha los mecanismos a nivel europeo y español para salvar el sector». Así, ha solicitado que «los políticos se sienten con nosotros». «Ya llevan mucho tiempo dándonos largas, que si las elecciones, un gobierno transitorio, o similares, ya se han acabado los plazos de espera, solo queremos sentarnos y que nos escuchen».

 

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
1 votos
Comentarios

Cortes de carreteras en Jaén por las protestas de los agricultores