¿Por qué están los agricultores tan enfadados?

La falta de unos precios justos, la subida de los costes de producción y el recorte de las ayudas ha llevado a los sindicatos agrarios a salir a las calles; las protestas continuarán por toda España hasta el 19 de febrero


Redacción / La Voz

«Los agricultores y ganaderos están al límite. Al límite de la rentabilidad, al límite de sus fuerzas, al límite de seguir con su trabajo o de tirar la toalla». Así resumen en la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de España (UPA) el sentir de los profesionales del campo, que esta semana se han convertido en noticia al protagonizar varias movilizaciones por toda España. Las protestas empezaron de forma tranquila en Aragón y el País Vasco, pero a medida que pasan los días van subiendo de tono. El pasado martes la policía cargó contra los agricultores que querían saltarse el cordón policial de Agroexpo, una feria que se celebra en Don Benito, Extremadura, y que estaba siendo inaugurada por el ministro de Agricultura, Luis Planas. Ayer, fueron los olivareros los que cortaron varias carreteras en Jaén. Y todavía quedan nuevas protestas para los próximos días. Hoy saldrán a la calle en Soria y Ávila.

UPA ha resumido en diez los motivos que están llevando al campo español a salir a la calle. En primer lugar se sitúa la falta de unos precios justos. Esta es la principal reivindicación de los olivareros de Jaén, de los agricultores de Extremadura y de los ganaderos gallegos. «Los agricultores y ganaderos no obtienen un precio justo por sus productos que les permita alcanzar una mínima rentabilidad», lamentan en esta agrupación. El motivo no es otro que el desequilibrio que existe en la cadena de comercialización.

A este problema hay que añadirle el incremento que han experimentado los costes de producción. Y es que el sector no tiene capacidad para repercutir esa subida en los precios que percibe por sus productos por lo que, lamenta el sindicato, «se ven obligados a vender por debajo de sus costes». Por si todo esto fuera poco, UPA añade que las subvenciones se han recortado en los últimos años, tanto las de Europa, como las del Gobierno central y las de las autonomías. El cuarto motivo que ha llevado a los agricultores a salir a la calle son las barreras comerciales, es decir, el veto ruso a determinados productos o los aranceles de Trump a las aceitunas, el aceite y el vino. Esto genera problemas para dar salida a productos que son muy valorados en el exterior y hace que se resienta la economía de los agricultores.

En quinta posición se sitúa la necesidad de lograr un mayor empoderamiento de agricultores y ganaderos. «Somos un actor clave en el futuro de la sociedad, pero no somos valorados como tal. Sin nosotros no hay alimentos. Sin nosotros no habrá un medio rural vivo y con futuro», explican en UPA. Su sexta demanda se refiere al reto climático, pues sin agricultores ni ganaderos habría un mayor riesgo de incendios forestales y desertificación. El control de la fauna salvaje es otro de los problemas que afecta el campo, por eso UPA aboga por un mayor control de las especies que permita una convivencia real con la agricultura y la ganadería. La organización agraria aboga también porque las leyes den respuesta a los problemas del sector y no generen más problema. De hecho, este es el octavo motivo que ha llevado al sector a salir a la cale. Quiere que se permita a los agricultores y ganaderos vender directamente sus productos y que se impongan etiquetas que obliguen a identificar el origen de los productos.

Sus dos últimas reivindicaciones pasan por poner freno a la especulación con los productos agrarios, a través de la reforma de la Ley de Cadena Alimentaria, y por reivindicar el papel vertebrador que la agricultura y la ganadería tienen frente al despoblamiento y a los problemas ambientales y territoriales.

Mientras esto no suceda, las movilizaciones continuarán. Hoy está previsto que salgan a la calle los agricultores de Soria y Ávila, y el próximo lunes lo harán los de Cantabria. El martes habrá protestas en Toledo, el miércoles de Madrid y el próximo 13 de febrero, en Córdoba y Málaga. El calendario se cerrará el próximo 19 de febrero con concentraciones en Granada.

Reunión de Planas en Almería con las organizaciones agrarias

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, se reunió ayer en Almería con las organizaciones profesionales agrarias para intercambiar puntos de vista sobre los problemas actuales del sector hortofrutícola y trabajar de manera conjunta para afrontar el futuro. Del encuentro destacó la existencia de una voluntad común de trabajo entre el Ministerio y las organizaciones agrarias. Ministro y organizaciones agrarias coincidieron en señalar la necesidad de hacer cambios en el modelo de crecimiento, para renovarlo y mejorarlo. Asimismo, Planas se refirió a la próxima trasposición de la directiva comunitaria sobre prácticas comerciales desleales, mediante la revisión de la ley de la cadena alimentaria, «un instrumento muy poderoso de cara a la mejora de la posición de los productores en la cadena agroalimentaria». En relación con las movilizaciones del sector, el ministro comprende los problemas que afectan a los agricultores y ganaderos, y su derecho a expresar su malestar. Ante esta situación, ha reiterado su voluntad de buscar soluciones de manera conjunta a través del diálogo directo.

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
6 votos
Comentarios

¿Por qué están los agricultores tan enfadados?