Patrocinado por

Cargas policiales contra los agricultores que reclamaban unos mejores precios en Extremadura

Somos Agro EP / LA VOZ

SOMOS AGRO

FOTO: EFEVÍDEO: EUROPA PRESS

Luis Planas considera que los incidentes en Extremadura son obra de «pequeños grupos violentos» a los que no se les debe permitir «apoderarse de una protesta legítima»

30 ene 2020 . Actualizado a las 11:21 h.

Los agricultores españoles han salido a la calle para reclamar unos mejores precios por sus productos. Las manifestaciones comenzaron ayer mismo, con protestas en Aragón, y continuaron esta misma mañana. Había concentraciones previstas en Extremadura, Madrid y Castilla León. Y fue la primera de ellas, la que protagonizaron más de diez mil agricultores que se dieron cita a las puertas de Agroexpo, la que generó una gran polémica. Los profesionales del campo se concentraron en la localidad de Don Benito, a las puertas de esta exposición que inauguraron el ministro de Agricultura, Luis Planas, y el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara. Allí se registraron momentos de tensión que acabaron con cargas policiales, según confirma Europa Press. La intervención policial ha generado un reguero de críticas, entre ellas la del presidente de PP de Extremadura, José Antonio Monago, que ya ha pedido el cese fulminante de la delegada del Gobierno en la región, Yolanda García. Para el ministro de Agricultura, Luis Planas, en cambio, los incidentes son obra de «pequeños grupos violentos». En su opinión, no se debe permitir que estos colectivos «se apoderen de una protesta legítima», informa Efe.

Los profesionales no cubren los costes de producción

La Unión de Pequeños Agricultores, Asaja y la Coordinadora de Asociaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) convocaron para esta semana diversas concentraciones de agricultores para denunciar los problemas que atraviesa este sector, entre ellos, el de los bajos precios que perciben los profesionales del campo. En Extremadura, estas tres entidades lograron un respaldo masivo, llegando a concentrar a más de diez mil personas en su protesta. «Estamos en un sándwich entre los que nos compran y los que nos venden y nosotros sin poder respirar. Decimos alto y claro que esta situación no la vamos a aguantar. Hoy aquí hay en torno a 10.000 ganaderos y agricultores que vamos a decirles a las administraciones que no vamos a parar, que es el comienzo de algo que tendrá continuidad a lo largo de semanas, meses y días», aseguró Juan Moreno, presidente de COAG Extremadura. Los manifestantes se concentraron a las puertas de Agroexpo y fue entonces cuando se registraron momentos de tensión. Al parecer, informa Europa Press, algunos manifestantes intentaron saltar el cordón de seguridad establecido por la policía, lo que provocó cargas policiales y forcejeos que se saldaron con una quincena de heridos. Los vídeos de esta actuación policial enseguida llegaron a las redes sociales, provocando un movimiento de solidaridad con los agricultores. El PP de Extremadura ha sido el primero en manifestarse y criticó la «mínima intervención» que  el Gobierno «ordena en Cataluña» contra los radicales que destrozan mobiliario urbano, frente a la intervención policial en Don Benito. «Nuestra gente no se merece que los disuelvan a palos», ha afirmado Monago. Para el titular de Agricultura, en cambio, en la concentración de Don Benito había un grupo de manifestantes cuyo único objetivo era «provocar incidentes y violencia», en contraste con la actitud «pacífica» de las organizaciones agrarias. Aún así, Planas ha reconocido que detecta «nerviosismo» en el sector primario español, en su opinión, debido fundamentalmente a la combinación de precios bajos, los aranceles de Estados Unidos y la negociación de la próxima Política Agraria Común (PAC). Recordó que le legislación no permite fijar un precio mínimo y ha apostado porque agricultores y ganaderos se organicen mejor para tener un mayor peso en las negociaciones con la industria y los supermercados.El ministerio revisará la Ley de la Cadena durante este mandato, pensada para evitar este tipo de desequilibrios. 

Una comisión para evaluar la subida del salario mínimo

Luis Planas se desmarcó de las declaraciones realizadas por el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, quien relacionó la subida del salario mínimo interprofesional con la destrucción de empleo.  Aún así, recordó que el acuerdo de Gobierno prevé la creación de una comisión para analizar la subida del SMI e incluso tomar «medidas complementarias y de corrección» si fuera necesario. Considera que las declaraciones de Fernández Vara fueron «desenfocadas», pues sostiene que la medida no está destruyendo empleo en el campo, al contrario de lo que dicen las organizaciones agrarias, que apuntan a que supone un aumento de costes inasumible para el campo. «Los trabajadores del campo se merecen el mismo trato que los de la industria y los servicios», argumentó.