El sector vitícola europeo y norteamericano se alía para reclamar el fin de los aranceles de Trump

Las principales asociaciones emiten un comunicado conjunto en el que reafirman su apoyo al comercio libre y justo


El sector del vino se ha aliado para pedir el fin de los aranceles que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha impuesto al vino europeo. El Comité Européen des Entreprises Vin (CEEV), del que forma parte la Federación Española del Vino, y el Wine Institute, los dos organismos líderes en la Unión Europea y Estados Unidos, anunciaron la firma de un histórico comunicado conjunto de principios sobre comercio y aranceles del vino. En este documento, ambas organizaciones destacan la importancia del comercio del vino entre europeos y americanos, siendo uno el mayor mercado del otro, con transacciones que alcanzan los 5.330 millones de dólares, 4.660 millones de euros. Pero es que, además, genera una gran cantidad de empleo e inversiones. Por esta razón, ambas organizaciones han querido resaltar la necesidad de mantener la relación comercial en el futuro.

La declaración quiere servir a los sectores del vino en la UE y EE.UU. para reafirmar su alineación y apoyo al comercio libre y justo y para instar a los líderes de ambos territorios a priorizar tres objetivos esenciales para todos los implicados en el comercio del vino, desde los viticultores a las bodegas pasando por importadores y distribuidores. El primero de estos objetivos es el de mantener la histórica alianza comercial del vino entre la UE y EE.UU., pues esta es la relación comercial de mayor volumen en el mundo y un factor clave para la prosperidad del sector. En segundo lugar, piden que ambas partes eliminen todos los aranceles sobre el vino, aplicando un concepto conocido como Zero for Zero, que fue adoptado en el Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT) para ciertos productos hace más de veinte años. «La facilidad de acceso a los mercados beneficia significativamente al sector, consiguiendo como resultado un aumento del empleo y de la inversión y una mayor oferta para los consumidores», aseguran.

La tercera de sus reivindicaciones se refiere a que se proteja el dinamismo económico y la diversificación de mercados de los productores y agricultores mediante la creación del principio Vino por Vino, evitando el uso de aranceles punitivos a los productos vitivinícolas como instrumento de negociación en disputas ajenas al sector. Ambas entidades argumentan que «los aranceles actúan como impuestos adicionales que consumidores y empresas pagan a lo largo de la cadena de valor y son un factor generador de incertidumbre económica», añaden.

El Comité Européen des Enterprises Vins se fundó en 1960 y representa a las empresa vitivinícolas de la Unión Europea. Reúne a 23 organizaciones nacionales de 12 estados miembros de la UE, demás de Suiza y Ucrania. Las empresas representadas por esta entidad, principalmente medianas y pequeñas, producen y comercializan los vinos europeos de mayor calidad y representan más del 90 % de las exportaciones europeas de vinos. Por su parte, el Wine Institute es la principal organización de bodegas de California, en Estados Unidos. Tiene más de un millar de empresas y miembros comerciales afiliados. No hay que olvidar que California es la cuarta región productora del vino en el mundo y que genera más del 80 % de la producción total de vino de Estados Unidos, así como el 95 % de las exportaciones.

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
1 votos
Comentarios

El sector vitícola europeo y norteamericano se alía para reclamar el fin de los aranceles de Trump