La rata topo afecta ya a 1.630 hectáreas de Lugo repartidas en 2.995 parcelas

Los datos fueron aportados por los afectados a Medio Rural, cuyos técnicos tratrán de determinar ahora la población de roedores y evaluarán qué medidas se pueden poner en marcha


Redacción / La Voz

Medio Rural cuenta ya con datos concretos sobre la superficie que está afectada por la plaga de la rata topo, que dañó cultivos en varios municipios de la provincia lucense. En total, son 1.629 hectáreas repartidas en un total de 2.995 parcelas diferentes. Las cifras fueron extraídas de las declaraciones realizadas por los propios afectados, una vez terminado el plazo concedido por la Xunta para realizar esta evaluación y que fue ampliado a petición de los propios afectos. Son ocho las localidades lucenses en las que se detectó la presencia de este roedor. Se trata de As Nogais, Baralla, Cervantes, Folgoso do Courel, Navia de Suarna, Pedrafita do Cebreiro, Samos e Triacastela.

Con toda esta información bajo el brazo, los técnicos de Medio Rural se desplazarán de nuevo a la zona afectada para determinar la población de roedores que existe y evaluar las posibles medidas que se pueden adoptar, siempre respetando la normativa vigente. Explican en la consellería que su personal ya trabajó sobre el terreno durante el pasado mes de noviembre. Entonces, los ganaderos y agricultores afectados por esta plaga se comprometieron a trasladar los datos de la incidencia a partir de principios de diciembre. Posteriormente, ellos mismos solicitaron que se ampliara ese plazo, hasta después de la festividad de Reyes.

A partir de ahora, los técnicos volverán a reunirse con los afectados para evaluar y consensuar las medidas a aplicar. De esta forma, se analizarán los diferentes métodos de lucha contra este animal que autoriza la legislación actual y que, además, son compatibles con la actividad ganadera y con el medio ambiente. En un primer momento, los afectados le comunicaron a la Xunta que las medidas que se iban a poner en práctica no tendrían efecto en períodos de lluvia o de nieve, unas condiciones que se han repetido desde noviembre hasta finales del pasado año.

Por último, desde la consellería recuerda que el propio conselleiro, José González, ya informó al Parlamento sobre esta cuestión advirtiendo de que la presencia de estos roedores no era nueva, pues ya hubo un caso semejante en el año 2009. Entonces, se le puso fin utilizando un principio activo que en la actualidad no está autorizado, por lo que el titular de Medio Rural apeló a la cautela, a la responsabilidad y a la prudencia para gestionar este problema.

Arado-toupa, el arma que neutralizó a los roedores hace una década

m. cedrón

Varios concellos de la montaña lucense enfrentaron en el 2009 una plaga de ratas-topo
parecida a la que sufren desde hace unos meses agricultores de varias zonas de Folgoso do Caurel, Triacastela, Samos, Cervantes o Pedrafita

No es la primera vez que los agricultores y ganaderos de la montaña lucense se enfrentan a la rata-topo (arvicola terrestris) que desde hace unos meses tiene en vilo a los propietarios de granjas de concellos como Folgoso do Caurel, Triacastela, Samos, Cervantes o Pedrafita. Ya hace doce años, en el 2007, en los municipios de la comarca oriental de la provincia de Lugo dieron la voz de alarma sobre una supuesta plaga. Al igual que ahora, los encargados del departamento de sanidad vegetal de la provincia tuvieron que buscar una solución, en colaboración con los afectados, para frenar el aumento de la población de esta especie endémica de roedores. No les quedó otra. Los animales campaban a sus anchas por las praderas, causando daños en los pastizales de los montes vecinales en man común, prados particulares y cultivos de huerta. Ni zorros, ni aves nocturnas, ni comadrejas —sus depredadores naturales—, podían con ellos. Juntos buscaron un remedio.

Seguir leyendo

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
3 votos
Comentarios

La rata topo afecta ya a 1.630 hectáreas de Lugo repartidas en 2.995 parcelas