Pintar las vacas como cebras puede ayudar a evitar el ataque de los insectos

Un grupo de investigadores japoneses publican un estudio en el que aseguran que los animales con rayas blancas y negras reciben menos picaduras que los que son completamente negros


Redacción / La Voz

Las moscas son unas de las grandes enemigas de las vacas y se calcula que, solo en Estados Unidos, su incidencia causa daños en el ganado por valor de más de 2,2 millones de dólares al año. Los pesticidas ya no son, en muchos casos, una solución, pues muchos insectos se han hecho resistentes a ellos y su aplicación resulta inútil, además de que pueden provocar daños al medio ambiente. Por eso un grupo de investigadores japoneses decidió estudiar si las rayas blancas y negras que presentan las cebras podrían ser un repelente natural contra las picaduras de los insectos. Y sus resultados, que fueron publicados en la revista Plos One https://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0223447 , indican que así es. Aquellos animales que tenían el cuerpo cubierto de rayas blancas y negras recibieron la mitad de picaduras que los que eran completamente negros. Los autores del estudio destacan las aplicaciones que podría tener el mismo, pues el sistema permitiría reducir el uso de pesticidas que se utiliza para espantar a los insectos que tanto molestan al ganado.

¿Para qué sirven exactamente las rayas de las cebras? Esta es una de las preguntas que científicos de todo el mundo han tratado de responder a lo largo de los últimos años. Y varias teorías apuntaban a que podrían tener un efecto de repelente sobre las moscas y otros insectos. Con esta idea en mente, los investigadores japoneses cogieron seis vacas completamente negras. A unas les pintaron rayas blancas, como las cebras, a otras rayas negras y las terceras las dejaron tal cual. El experimento se realizó entre los meses de agosto del año 2017 y octubre del 2018, cuando los animales estaban en una superficie de terreno de una hectárea en la que pastaban de forma habitual. Durante varios días, los investigadores estudiaron no solo el número de picaduras que recibía cada animal, sino también los comportamientos que utilizaban estos para espantar a los insectos, esto es, el número de veces que movían la cabeza, daban golpes con las orejas, pisaban fuerte, contraían la piel o movían la cola.

Los resultados de esta investigación dejan ver que pintar a las vacas como si fueran cebras podría ser una forma totalmente natural de combatir a las moscas. Y es que las vacas con rayas blancas recibieron la mitad de las picaduras que las que eran todas negras o tenían rayas negras. Las primeras fueron atacadas en 60 ocasiones, mientras que las segundas recibieron 110 picaduras. Además, se registraron también en estos animales menos movimientos para espantar a los insectos. En cambio, entre las que tenían rayas negras o eran completamente de ese color no hubo diferencias significativas en las picaduras. Esto permitió concluir que era el patrón, y no la pintura, lo que disuadía a los insectos de acercarse al ganado.

No aterrizan en las rayas

Los investigadores concluye que las moscas son menos propensas a aterrizar en superficies de rayas blancas y negras y, de ahí, que las vacas que se parecían a las cebras registrasen un menor número de picaduras. Los autores de este estudio destacan la aplicación que puede tener en el cuidado del ganado. Y es que pintar al ganado a rayas blancas y negras puede evitar tener que recurrir a pesticidas que, además de ser ineficaces en muchos casos, suponen un problema para el medio ambiente.

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
2 votos
Tags
Comentarios

Pintar las vacas como cebras puede ayudar a evitar el ataque de los insectos