Las denominaciones gallegas superarán los sesenta millones de kilos de uva en esta cosecha

Las DO ourensanas apuran la vendimia, que se finalizará a mediados de este mes


ourense / la voz

La vendimia en las denominaciones de origen gallegas está llegando a su fin. Las previsiones apuntan a que a mediados de mes, con el próximo fin de semana como fecha marcada en rojo, se recogerá toda la cosecha repartida por los viñedos más codiciados por los consumidores. En total, ya hay unos 59 millones de kilos de uva en bodegaRías Baixas ha sido la que más prisa se ha dado por finalizar los trabajos en el campo y centrarse ya en la elaboración en bodega. La denominación más productora de Galicia ha recogido 32 millones de kilos de uva. Finalmente, la cosecha del 2019 es un 17 % inferior a la del año pasado, tal y como apuntaban las previsiones de las últimas semanas. La vendimia en la D. O. pontevedresa ha transcurrido en esta ocasión con tranquilidad y buen ritmo. La buena noticia es que la uva estaba en un estado sanitario óptimo y con una buena graduación.

En el resto de denominaciones gallegas el escenario es radicalmente opuesto, ya que después de tres años con condiciones climatológicas poco favorables, los viñedos han encontrado un escenario ideal en el verano poco caluroso para aumentar la producción y la calidad de las uvas. En O Ribeiro el año pasado se tocaba el suelo histórico de la denominación, con una cosecha que se quedaba en los 9,1 millones de kilos de uva. Este año, el escenario es muy distinto. Según confirma el presidente del Consello Regulador, Juan Casares, a la espera de que se acabe con la vendimia en las últimas bodegas, la cifra ya se sitúa en los 11,5 millones de kilos de uva. «Esa cifra aínda aumentará un pouco máis, xa que agora están cos tintos», explicó.

La previsión es que entre este fin de semana y el que viene se concluya definitivamente una vendimia que se ha extendido más de lo habitual. La explicación, detalla Casares, está en la buena calidad de las uvas y que el tiempo ha acompañado. «Foi un verán atípico que provocou unha diferenza grande no grado de maduración das uvas entre unhas zonas e outras. Ao estar en boas condicións a uva, a xente está esperando ao momento óptimo para recollela. Estase a facer sen a presa doutras ocasións», concluyó.

Cifra récord

En Ribeira Sacra, la denominación que comparten las provincias de Ourense y de Lugo, también se sigue recogiendo uva, pese a que algunas bodegas iniciaron la recolección a principios de agosto. La última semana de la vendimia hará que se suba todavía de los 5,3 millones de kilos de uva recogidos y se pueda alcanzar una cifra récord.

En Valdeorras, Jorge Mazaira, director técnico del Consello Regulador, explica que hasta el 10 de octubre, como mínimo, se seguirá con la vendimia y que actualmente ya hay 6,3 millones de kilos de uva en las bodegas, lo que supone aproximadamente el 98 % de lo que se espera recoger. «É de moi boa calidade. A uva está moi sana e iso permite aguantar», explicó.

Al igual que en las otras denominaciones ourensanas, en Monterrei todavía no se da por finalizada la vendimia. Las previsiones que manejan desde la denominación de origen es alcanzar los cinco millones de kilos de uva. En estos momentos, se han recogido 4,3 millones. «Estase a facer unha recollida selectiva, onde non está no seu punto óptimo estase deixando xa que o tempo está acompañando», señala Luis Miguel López.

En O Ribeiro, el precio de la uva se incrementó un 10 % con respecto al año anterior

Al triángulo de la mayor calidad y cantidad, con respecto al año anterior, en el caso de la denominación de origen Ribeiro también se ha sumado el de mayor precio. Era, según explica el presidente del Consello Regulador, Juan Casares, uno de los principales retos que se habían marcado para esta campaña. Y, según los datos que manejan, de momento lo están consiguiendo al crecer un 10 % de media el precio con respecto a la vendimia del 2018. «Queremos por en valor a figura do viticultor e asentar este tecido produtivo forte, e para iso ten que compensar e ser rendible o seu traballo», señaló.

En Ribeira Sacra la mencía se pagó más cara que el año pasado, aunque el godello se situó como la uva más cara. En Rías Baixas, por su parte, la escasez de la cosecha de este año permitió que el kilo de uva alcanzara buenos precios.

Controles exhaustivos

Desde O Ribeiro también se resalta el hecho de que las medidas «incisivas» en el control para garantizar el origen de la uva ha dado resultados, tanto durante el período de prevendimia como durante el momento de recolección de la uva en los viñedos de la denominación de origen más antigua de Galicia.

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
0 votos
Comentarios

Las denominaciones gallegas superarán los sesenta millones de kilos de uva en esta cosecha