Patrocinado por

La vendimia de Ribeira Sacra empieza esta vez por una viña diezmada por el granizo

Carlos Cortés
Carlos Cortés MONFORTE

SOMOS AGRO

Senén Rouco

La primera partida recogida este año en la Ribeira Sacra es de 600 kilos de godello

29 ago 2019 . Actualizado a las 05:35 h.

La primera vendimia de esta campaña en la denominación de origen Ribeira Sacra se llevó a cabo esta mañana. Y se hizo precisamente en una de las viñas de Amandi que más tocadas quedaron por la granizada de julio del año pasado. No se trata de una simple casualidad. Estas vides maduraron antes porque tienen menos carga de uva. En todo caso, se trata de una vendimia anecdótica, porque la recogida masiva de uva en la Ribeira Sacra no empezará probablemente hasta mediados de septiembre.

La viña vendimiada este miércoles está en plena ribeira de la parroquia de Amandi, en medio del cañón del Sil y en un paraje conocido como Cazoga. La parcela pertenece a la bodega Viña Cazoga, pero estas primeras uvas no son para ellos. Las utilizará el importador danés de vino Martin Damm, que el año pasado terminaba de construir su propia bodega en esta parroquia del municipio de Sober.

La parcela vendimiada ayer mide cuatro hectáreas y tiene cepas de diferentes variedades, pero la única que estaba ya lo suficientemente madura como para recoger era una parte plantada con vides de godello. En una superficie aproximada de 1.500 metros cuadrados, los viticultores solo necesitaron una mañana para completar el trabajo. Recogieron seiscientos kilos de uva. «Normalmente sería mucha más cantidad», explica Jorge Carnero, de la bodega Viña Cazoga. Pero este año, la cosecha en esta viña viene diezmada por los destrozos provocados el año pasado por el granizo.

Sus propietarios explican que esta vendimia suele madurar con rapidez, pero no tanto como este año. El proceso se ha acelerado esta vez porque la cosecha del año pasado se perdió por completo a causa del granizo y como viña está todavía recuperándose, la producción este año es menor. El resto de la parcela, plantado en su mayor parte con cepas de mencía, también está muy adelantado. Probablemente dentro de una semana estará lista para recoger.

En cuando a la vendimia en el resto de la Ribeira Sacra, técnicos del consejo regulador acaban de empezar los controles para determinar el grado de maduración de la uva en las diferentes subzonas. Cuando los informes sobre el estado actual de la cosecha de uva estén terminados, el consejo regulador se reunirá para fijar una fecha de inicio recomendado para la vendimia.