Galicia se prepara para vendimiar una buena cosecha de vino

Las cinco denominaciones de origen vinícolas calculan que la recogida empezará a principios de septiembre

En poco más de un mes, la actividad será frenética en las cinco denominaciones de origen vitícolas que existen en Galicia. Bodegueros y viticultores calculan que, este año, la vendimia llegará con un ligero adelanto a la comunidad, aunque también coinciden en que todo dependerá de las condiciones meteorológicas. Y, aunque todavía es pronto para hablar de la cantidad y la calidad de esta añada, destacan que las previsiones son buenas. «Se o tempo acompaña vai ser unha boa colleita», argumenta Alberto Barral, director técnico de Condes de Albarei. Su denominación de origen, Rías Baixas, será una de las pocas que calcula que, en esta ocasión, recogerá menos que el pasado año. En el resto confían en incrementar las cifras del ejercicio anterior, pues en algunos casos fueron escasas.

Rías Baixas es la única denominación que cuenta con vendimiar menos que el pasado año «Parece que imos ter un final de campaña sanitario tranquilo», insiste Barral. Los ataques de mildiu, que se registraron entre mayo y junio, pudieron controlarse y esta enfermedad no ha vuelto a aparecer. «Merma por enfermidades practicamente non houbo, aínda que si puido afectar o granizo de abril», explica. La misma opinión comparten en Paco & Lola. «Incidencias sanitarias, cero. En floración houbo algo de rotura, pero non foron mermas considerables», sostiene Diego García, director técnico de la bodega. «Non foi un ano complicado, houbo algúns ataques pero sen grandes mermas», insiste Miguel Tubío, director técnico de Bodegas Martín Códax. Considera que las bajas temperaturas del mes de junio han ajustado el adelanto que traía la cosecha y que la vendimia será a principios de septiembre. En su opinión, tampoco hay problemas de sequía, porque ha llovido bastante «e como non está habendo temperaturas moi altas, non se consume tanta auga do chan», Los tres están de acuerdo en que esta será una cosecha abundante, pero no tanto como la del pasado año. La calidad dependerá de las condiciones meteorológicas de las próximas semanas.

Otras denominaciones

Buenas perspectivas tienen también en la Ribeira Sacra. «En principio vai ser un ano abundante», explica el presidente del consello regulador, José Manuel Rodríguez. Asegura que en alguna parcela de esta denominación de origen «xa empezou co envero e a vendima ven corenta días despois». Por eso calcula que la recogida se iniciará a principios de septiembre. Tampoco hay problemas de sequía. «O tempo foi bo, non fixo moito calor e choveu ben así que non hai problema».

«En principio as previsións son boas», reiteran el la denominación de origen de O Ribeiro. Su presidente, Juan Manuel Casares, sostiene que todo va bien por ahora y que «aínda que é cedo, parece que vai haber máis cantidade que o ano pasado». También está de acuerdo en que la cosecha va adelantada y en que la vendimia podría comenzar a principios de septiembre.

En Monterrei se vieron afectados por el pedrisco, pero de forma puntual. Ahora, la cosecha «está nun estado fitosanitario perfecto», aseguran en el consello regulador. Aunque falta tiempo para que llegue la vendimia, las previsiones pasan por recoger más cantidad que el pasado año, «sobre todo porque hai máis plantacións», cuentan. Aquí van con un ligero adelanto con respecto a otros años, por lo que «a teoría di que sobre principios de setembro comezará a vendima». Será entonces cuando el sector se sumerja en la recogida de una cosecha que, si las previsiones se mantienen, será muy buena.

Mermas del 20 % en Valdeorras por las fuertes granizadas de hace unas semanas

El granizo cayó con fuerza hace unas semanas en varios municipios amparados por la denominación de origen Valdeorras, causando daños en los viñedos. Desde el consello regulador hicieron un estudio para evaluar las pérdidas ocasionadas y calculan que se vio afectada alrededor del 20 % de la cosecha prevista. «Pode haber fincas que teñan que ir ao seguro e outras nas que perderon a metade da colleita», cuentan en esta entidad, pero, en general, la merma no fue tan terrible como pudo pensarse en un primer momento.

Valdeorras lleva dos años con cosechas escasas. En el 2017 fueron las heladas y, en el 2018, los ataques de mildiu. Así que en esta denominación de origen confiaban en que la producción de este año pudiera darles un poco de aire y ser lo suficientemente abundante como para poder seguir abasteciendo a los mercados. «Necesitamos unha colleita abundante porque hai demanda de produto», argumentan desde el consello regulador. Confían en que, a pesar de los daños ocasionados por el granizo, la de este año sea una producción de tamaño medio, aunque habrá que esperar hasta agosto para que se realicen los informes de estimación. Sobre la vendimia, están de acuerdo en que comenzará a principios de septiembre, aunque habrá bodegas que esperarán un mes más para iniciar la recogida de la uva.

Seguir leyendo

Votación
7 votos
Comentarios

Galicia se prepara para vendimiar una buena cosecha de vino