El sector agrogandero gallego mira con preocupación al acuerdo con Mercosur

Ni siquiera en el vino están convencidos de que el convenio les suponga ventaja alguna


Redacción /La Voz

«Desde el punto de vista industrial, la UE sale muy beneficiada, desde el punto de vista agroalimentario tenemos nuestras dudas». Estas palabras del director general de la denominación de origen Rías Baixas, Ramón Huidobro, resumen el sentir de buena parte del sector agroalimentario gallego con respecto al acuerdo que la UE acaba de firmar con Mercosur. Y eso que se supone que las bodegas podrían salir beneficiadas por la eliminación de aranceles. En otros ámbitos, como el ganadero o el avícola, el convenio se ve todavía con peores ojos. «La Unión Europea solo ha pensado en vender coches a la hora de firmar el acuerdo con Mercosur, ahora tendremos que pagarlo los de siempre, los ganaderos», lamenta Román Santalla, el secretario de ganadería de la Unión de Pequeños Agricultores (UPA).

El acuerdo se mira con desconfianza por parte de ganaderos y agricultores. «En Argentina tienen una población que produce vino y que se llama Rioja y otra que se llama Champán, y Toro y Jerez, todo eso hay que resolverlo antes de firmar nada», insiste Huidobro. Señala que por ahora no está claro que el sector del vino vaya a salir beneficiado con este acuerdo, «pues está todo sin definir y no se detallará hasta dentro de unos meses», argumenta.

La preocupación no es exclusiva en el sector vitícola. En general, el acuerdo se mira con desconfianza por parte de ganaderos y agricultores. El problema es que esta rebaja de aranceles al vacuno que se produce en Mercosur permitirá llegar al mercado europeo productos que no responden a las mismas exigencias sanitarias y de control de seguridad alimentaria que los europeos. Eso implica, además, que serán mucho más competitivos en precio.

«Mercosur é moi competitivo por dúas cousas. Primeiro porque ten uns estándares de sanidade animal e de seguridade alimentaria moi inferiores aos da UE. E ademais teñen moita materia prima para alimentar ao seu gando. E tamén porque os custes salariais alá non son os mesmos que aquí», explica Román Santalla, presidente de la cooperativa Cobideza y también responsable de Ganadería de UPA. En su opinión, el acuerdo de la UE no tiene «ventaxa ningunha» para el sector agroalimentario gallego. Es más, «non se pode ser tan hipócrita para pedirlle as nosas explotacións pequenas un millar de cousas e despois permitir importacións que non cumpren con nada diso», lamenta. Ni siquiera ve que pueda haber alguna ventaja para los quesos, a los que se les bajará los aranceles. «Temos moi pouca cantidade e as exportacións medran moito porque son moi pequenas», asegura.

Escándalo de la carne podrida

Santalla participó ayer en el encuentro con el secretario general de la asociación interprofesional Propollo, Ángel Martín, precisamente con el objetivo de analizar este acuerdo. Y tras el mismo declaró que «al sector avícola no nos salen las cuentas». Es más, está claro que «han vuelto a usarnos como moneda de cambio para vender otros productos en zonas remotas del globo». Y recuerda que han pasado solo dos años del escándalo de la carne bovina y aviar podría y maquillada con productos cancerígenos en Brasil.

Para UPA y Propollo la UE está actuando de forma hipócrita al firmar este acuerdo. «¿Cómo se entiende que la UE no deje a sus ganaderos utilizar ciertos productos, pero sí permita que entre en nuestro mercado carne producida con ellos fuera de nuestras fronteras? Tampoco se les cae la cara de vergüenza cuando abogan públicamente por el consumo de cercanía y el sector agrario interior, pero planean traer carne del otro lado del mundo, perjudicando a nuestros productores y al medioambiente», argumenta Santalla.

Reunión de Propollo y UPA para analizar el convenio con Mercosur
Reunión de Propollo y UPA para analizar el convenio con Mercosur

«Vai ser esencial todo o tema do etiquetado e da orixe para defender o noso»

Para Santalla solo existe una manera en que los productores gallegos puedan defender sus productos, insistiendo mucho en el etiquetado y en las indicaciones que dejen claro su origen. «Esta batalla a empezamos en Galicia, case que diría no Deza, e vai ser fundamental para que polo menos o consumidor esté informado», argumenta. Y es que, al final, será el comprador el que tenga que elegir. Los productos de Mercosur tendrán, con toda seguridad, un precio más económico, pero serán los gallegos los que garanticen que se cumplen con todos los requisitos de seguridad alimentaria que exige actualmente la Unión Europea.

«O consumidor vai ter que decidir se quere un polo producido con antibióticos ou unha carne que ten hormonas ou os nosos produtos», explicó Santalla. Insiste en que el sector agroalimentario gallego tiene motivos para preocuparse por este acuerdo. «Está todo tan axustado que calquera vento que sopre pode supoñer unha catástrofe», argumenta. 

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
6 votos
Comentarios

El sector agrogandero gallego mira con preocupación al acuerdo con Mercosur