La Asociación Agraria de Galicia reclama una acción conjunta para controlar la población de jabalíes

Su presidente, Francisco Bello, aplaude las medidas puestas en marcha por Medio Rural, pero reclama más


Redacción / La Voz

El presidente de la Asociación Agraria de Galicia (Asaga), Francisco Bello, mantuvo esta semana una reunión con la directora general de Patrimonio Natural, Belén do Campo, para hablar sobre el problema que los jabalíes están ocasionando en la comarca del Deza. En el encuentro, Bello mostró su satisfacción porque la consellería atendiera algunas de las reclamaciones que presentó esta entidad, pero mostró su preocupación porque el problema no se esté atajando de raíz. Por ello incidió en la necesidad de planificar una acción conjunta de todos los agentes implicados que permita controlar la población de estos animales que existe actualmente en el campo gallego.

Bello explica que, atendiendo a sus peticiones, la Xunta redujo de 10 a 8 el número mínimo de cazadores que tiene que haber en una batida y también autorizó a cazar en zonas quemadas y vedadas cuando haya un informe a favor de los técnicos de Medio Ambiente. Pero insistió, al mismo tiempo, en la necesidad de tomar más medidas. «Quedan moitas cousas por facer. aínda que hai avances, séguenos preocupando que no se esté resolvendo o problema de raíz. E ese é que a poboación de xabarís segue crecendo no rural galego. Un aumento que se ve nos danos que xa se están producindo, pero que aínda lamentaremos máis cando chegue a época da colleita do millo», aseguró.

El presidente de Asaga incidió en la necesidad de planificar una acción conjunta, en la que participen todos los agentes implicados: Medio Ambiente, Medio Rural, Tecores, productores agrarios y ganaderos. Solo así, sostiene, se podrán tomar todas las medidas necesarias para conseguir reducir el número de jabalíes existentes y controlar su población. Bello sacó también a relucir el tema de las ayudas a los agricultores cuyos cultivos se están viendo afectados por estos animales. «As axudas debería cubrir todos os danos que ocasionen estes animais. Tanto os producidos directamente, como as perdas de produción que vaian ter os agricultores a medio prazo», aseguró.

Fincas que son selvas

Por último, en la reunión también se planteó la necesidad de limpiar parcelas que poseen otros organismos en el medio rural gallego, como son los concellos o el ADIF. «Hai algúns casos nos que este terreos son auténticas selvas onde se protexen os animais», aseguró, al tiempo que pidió a todas las administraciones implicadas que tengan limpias sus fincas rústicas.

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
0 votos
Comentarios

La Asociación Agraria de Galicia reclama una acción conjunta para controlar la población de jabalíes