Nace la marca Faba Verdina de Galicia

Tres productores impulsan el proyecto desde A Mariña y esperan vender con el sello a partir de agosto


MONDOÑEDO / LA VOZ

La marca Faba Verdina de Galicia nació este viernes y se presentó en Mondoñedo. Tres agricultores profesionales de A Mariña integran una agrupación de productores que impulsan esta marca colectiva que busca dar mayor visibilidad a este producto, proyectar su comercialización y lograr mejores precios. Aseguran que la marca permite caracterizar el producto, identificar su procedencia, establecer un control de trazabilidad y darle un mayor valor añadido, y confían que ese valor les permita encontrar nuevos nichos de mercado sin renunciar a los actuales. Los agricultores Rocío Maseda, de Mondoñedo; Jesús Monasterio, de Trabada y Alfonso Cartoy, con fincas en Lourenzá, presentaron la marca agradeciendo todo el apoyo recibido por el Concello mindoniense.

La regidora Elena Candia reconoció que es un privilegio que «se pense en Mondoñedo como escenario para materializar este proxecto» y brindó el apoyo municipal para «seguir contribuindo a que productos que nos representan polo mundo enteiro, como a faba verdina, se vinculen con esta comarca e nomeadamente con esta cidade». En este sentido, recordó que también desde el Ayuntamiento se apoyó la creación de la marca de calidad Horta de Mondoñedo y ahora se trabaja en un paquete de medidas de promoción. Por su parte, Zoila Gulín, abogada especialista en propiedad industrial, explicó que se solicitó la marca bajo la fórmula de marca colectiva. «O rexistro arrancou en maio para dous formatos de faba verdina, a faba fresca e a seca». Asegura que, entre otros objetivos, con la marca se busca garantizar ante el consumidor el origen del producto e identificarlo. En este caso, apuntó, es especialmente importante porque este producto ya llega a los consumidores y muchas veces éstos no saben de dónde procede, dónde se cultiva y dónde se procesa. Gulín explicó que la marca cuenta con un reglamento de uso en el que, entre otros requisitos, se establece quiénes son los titulares de la marca y quiénes podrían ser usuarios de la misma, además de caracterizar el producto «que é dunha calidade moi elevada» y se busca que sea homogéneo cuando llegue al mercado.

El reglamento establece que los usuarios tienen que ser agricultores profesionales y que ésta sea su actividad principal. También contempla las características del producto; de variedad verdina y que se recoge en estado inmaduro, de ahí su pequeño tamaño y color verde. Debe tener una longitud de entre ocho y diez milímetros, y unas medidas máximas en cuanto al grosor. Entre abril y junio se siembra y, tras la cosecha, las fabas verdinas se secan siguiendo un minucioso proceso. «A marca está aberta a quen cultive verdina e a quen cumpra os requisitos establecidos no regulamento», indicó la abogada Zoila Gulín.

La sede de la marca está en Mondoñedo, si bien los tres productores que la impulsaron son de diferentes ayuntamientos. Entre los tres cuentan con unas quince hectáreas sembradas de esta variedad. «Iniciamos este proxecto entres os tres porque reuniamos certas condicións: Somos agricultores profesionais, dedicámonos á faba e temos moitas cousas en común. Somos de tres concellos distintos, pero estamos abertos a calquera produtor de calquera zona de Galicia», explicó Alfonso Cartoy, quien aseguró por el momento todavía no está definido al 100 % si será o no necesario formar parte de la asociación para vincularse a la marca.

Este produtor ya avanzó que la idea, a medio plazo, es envasar en pequeñas cantidades para poder llegar a distintas áreas y trabajar graneles, pero siempre abiertos a todo tipo de comercialización en Galicia y en el ámbito nacional.

Campaña

«A faba verdina vai ir identificada co selo da marca e a idea e que a próxima campaña empece a chegar ao mercado. Agora estamos na fase de sementar e a nosa idea é que empecemos a recoller esta variedade a partir de agosto, dependendo do ciclo e da climatoloxía», apuntó Cartoy. Después tendrá lugar el secado, se seleccionará, superará la fase de congelación y ya podrá ponerse a la venta. «A finais de agosto ou en setembro xa poderemos ter algunha partida de faba verdina seca. A seca é a que concentra a gran maioría da produción. A fresca é practicamente anecdótica», explica el productor.

A finais de agosto ou en setembro xa poderemos ter algunha partida de faba verdina seca

Los expertos aseguran que, a nivel gastronómico, la faba verdina, también conocida popularmente como la «faba do marisco» por ser empleada con pescados y mariscos, marida también con carne y con otros ingredientes. En este sentido, los impulsores de esta marca tienen en mente trabajar con cocineros y elaborar recetas «para que a xente vexa que se pode preparar de moitas maneiras, en frío, en quente, en salpicón...». La faba verdina se comercializa en Galicia, en Madrid y en todo el norte peninsular, incluida Asturias, una región que es una gran consumidora de este artículo, según los productores mariñanos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Nace la marca Faba Verdina de Galicia